Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

3/09/2017

CYBORG INADVERTIDO, IMPURA RAZA




CYBORG INADVERTIDO, 
IMPURA RAZA


por Carlos Montero



(otro texto fugaz para el libro online CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS en www.CARLOSDANIELMONTERO.simplesite.com )


La ignorancia es metaléptica: confunde consecuencia con su causa y considera autor a lo creado.
Frankenstein estudió de médico, no era monstruo; la espada de Damocles era del tirano Dionisio.

Ninguno de los dos, ni tanto otro, tuvieron el rol que la conversación vulgar aún les atribuye
aunque la primera víctima/victimario es el informador deformado por heredada sabiduría popular.

El poder proyecta su acción simbólica en las escenas actuadas arriba de los tablados que monta,
pero su fortaleza radica en el silencio de sus intenciones, que el ruido tapa con las imágenes.

La metalepsis es mano derecha del mito, otra presentación de la metáfora, al decir de Genette,
ese transporte de significados que rueda con sentido por caminos que los griegos llaman método.

Cuando el paciente le cuenta al galeno su malestar, éste no se dedica a abstraer o a concluir,
ni deduce ni induce sino abduce, recorriendo el camino inverso del dolor hasta autor o causas.

El conocimiento es pedestre y desilusionador: vuelve a poner los bueyes antes que a la carreta,
vuelve a ubicar en simultáneo la partida de los estímulos de luz y sonido que llegan diferidos.

Ensayamos que ese trueno es provocado por la centella, apenas porque fue el orden de aparición,
desconociendo que ambos son hijos gestados en la misma bolsa de la putativa madre que los parió.

Pero la realidad es tan compleja -sistémica y no lineal- que cuando oteo mi cruenta radiografía
no sé de qué sea efecto: si de una caída, fractura, prótesis o de la (im)pura evolución humana.

Si de la ignorancia o impericia temeraria fuera de zonas de comodidad que causara accidentarme,
o del conocimiento desarrollado por los científicos para colonizar el cuerpo con la tecnología.

La tendencia de medios artificiales que expanden nuestras capacidades es desaparecer como autor
hasta invisibilizar al Pirata 2.0 en que nos convertió sin pata de palo por tornillo inserto...

ni parche por derrame fraguado con láser ocular, ni garfio en muñón por cirugía de metacarpiano,
Por converger en el cuerpo o camuflarse bajo el forro de la piel, me declaro cyborg inadvertido.

No hay comentarios.: