Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

2/15/2010

LA (S)ELECCION NATURAL (versión final, por Carlos Montero)

Día de los Enamorados, Carnaval y Aniversario

 

Como haciendo trencito en fiesta de casamiento pasaron bajo mi ventana -durante estas vacaciones- el domingo 14 (Día de los Enamorados), el lunes 15 y martes 16 (Carnaval), que prometen terminar la seguidilla de fastos con el aniversario personal este miércoles 17. Escribí la primera de las versiones de esta columna para un website especializado, pero sus 8.600 caracteres originales superaban los 6 mil que admite como máximo. En tres intentos sucesivos, procuré honestamente amputar párrafos, pero todo lo que reduje fue supercompensado por la casuística faltante que me obligaba a rellenar huecos conceptuales. En el convencimiento de que una noticia útil se puede reducir de cuatro párrafos a una línea, pero que es inútil un análisis sin las premisas que sostengan su deducción o los datos empíricos que erijan su inducción, prefiero perjudicar los ingresos que derivarían de la cirugía mayor y regalarles esta versión corregida -no canibalizada- de esta abducción basada en algo menor que una hipótesis. Llamémosle hipo-hipo-tesis a la suposición de que todos operamos según un ignorado o semiadmitido rasero o manojo de criterios antes de abrir la puerta o no cerrársela a la persona con la que podríamos proyectar una vida en común.

 

LA (S)ELECCION NATURAL (versión final, por Carlos Montero)

 

"Jamas amaría a una persona que me quisiera como pareja" parafrasearon la máxima marxista miles de mujeres y hombres en el Día de San Valentín o de los Enamorados con que arrancó en 2010 el Carnaval, festejo de la carne. Sería coincidencia la de este año si el deseo, el querer, el enamorarse y el amor, no implicaran al alma y/o espíritu para ilusionarnos más allá de la realidad prosaica del cuerpo y lo material. Groucho -entre bocanadas de puro impuro- prometió nunca ser socio de un club que lo aceptara. Sintetizó el terráqueo anhelo de ascenso social, económico, político y cultural al acceder a círculos más elevados que de los que se proviene. Ello se aplica al inconciente o conciente criterio de selección de la media naranja y de los tres cuartos de naranja necesarios para quien sea demasiado delgado.

Sobre las mujeres -previo a su independencia económica y profesional- pesó el modelo del cuento de hadas: llegar a la Corte por deslumbrar al príncipe azul y superar su destino de Cenicienta. En época más burguesa se tipificó el "braguetazo" como golpe de suerte que un empleaducho daba al conquistar a la hija del dueño de la empresa, por amor o conveniencia. 

Horizontalmente, hay quien busca la perfecta alma gemela o alcanzar la completud con otra tan imperfecta, supliéndose virtudes con defectos.  El primero es método ('camino' en griego) narcisista: en vez de aprender a convivir busco una Eco, alguien que tenga mi modus vivendi o se someta a replicarlo sine die.

Sin despreciar sentimientos o pasiones, otros negocian una especie de  trato ganar-ganar intercambiando 'activos' cual si fueran socios, sean los Clinton, los Kirchner o Juan y Juana Pérez. Aún otros prueban que 'los extremos se atraen' en casos de introvertida/o con extrovertido/a, bruto con delicada, habladora con callado, altísimo con bajita (el machismo acepta que la alta use chatitas para no rebajar al novio), él ansioso y ella diosa. El amaba los colores estridentes y ella creía que ponerse una musculosa rojo bermellón era decir "¡estoy aquí!". Así que una regalaba bermudas grises y otro de presente vestidos coloridos con flores vivamente amarillas sobre azul fluo Cada uno amaba al otro como a si mismo, pero no como la otra quería ser amada, pues proyectaban lo que ellos querían ver.

Una hermosa joven de sociedad escribió al Premio Nobel Albert Einsten si no imaginaba cuán maravilloso niño podría engendrar una pareja formada por una bella como ella y un genio como él. Su misiva de respuesta fue tanto o más explosiva que las consecuencias de la Teoría de la Relatividad: ¿y si por azar el niño tenía la belleza de él y la inteligencia de esa dama?

Prefigura el sarcasmo del Dr. Gregory House cuando desalienta el amor que le profesa la Dra. Cameron en su única cita. Su diagnóstico es fatal: "ella está destrozada y se enamora de hombres destrozados" dice Jerold Abrams, catedrático de Filosofía de la Creighton University.

Los filósofos prefieren otro humor, como el de Woody Allen, si no tienes mejor respuesta a si "¿es mejor amar o ser amado? Ni lo uno ni lo otro si nuestro nivel de colesterol supera los 5,35". Busca un amor que no te suba la presión si eres hipertenso. El búlgaro Tzvetan Todorov concluye en "La vida en común: ensayo de antropología general" la necesidad de una 'endeble felicidad' donde "el equilibrio inestable es roto por turnos".

Los traslados verticales u horizontales al seleccionar al par no espantan la incertidumbre en la oscuridad de los personajes de Romain Gary:"¿De qué tenemos todos miedo? De que esto no dure". Recuperé el emigrado primer amor juvenil y descubrí que éramos otros. "Mi error fue leer Erich Fromm y no 'El Príncipe' de Maquiavelo antes de viajar" le confesé amargado.

En 'El Arte de Amar", Fromm cita dos errores de los humanos al creer que encontramos al amor en alguien que tiene un tamaño de soledad similar o haces buen equipo de trabajo. Condiciones (a veces) necesarias, pero no suficientes, que explican idilios turistas o laborales. Diferencia amor inmaduro (donde "te amo porque te necesito" o "amo porque me aman") del amor maduro ("te necesito porque te amo" y "me aman porque amo") tras la sensación de alcanzar unión y compartir.

Ni los tours de Charles Darwin de Punta del Este a Sacachispas hasta Tierra del Fuego, recorriendo inductivamente la materia prima(te) que le permitiría abstraer "El Origen de las Especies"... Ni el aplicado cura Mendel con sus germinadores de monocotiledóneas y dicotiledóneas, con caracteres recesivos y dominantes del genotipo que afloran en nuestro fenotipo (apariencia)... Ninguno de los dos pudo definir la clave principal de la selección natural, que no es –en este caso- aquella que permite a una variante de la especie sobrevivir a otra por adaptación al entorno y riesgos.

La gran elección se erige sobre preguntas implícitas que definen círculos concéntricos según los que vamos descartando o aceptando acercamientos. ¿Cuál es el multiple-choice que nos hacemos para abrir la oscuridad de nuestra caja negra a ojos de la Otra o del Otro?

Una actriz de film llegó a la desesperación por casarse pero seguía un patrón de a quienes incluía o no en el proceso de selección. Pasando cada nivel como vídeojuego, descubrimos sus criterios llanos de búsqueda programada mediante un cuestionario eliminatorio nada piadoso y muy útil.

El primer approach se producía tras ver a un hombre solo que le agradara en una fiesta de su entorno amistoso inmigratorio. Hoy somos endogámicos no por la presión de las raíces pasadas sino por comodidad presente de no adaptarnos a otro código en el futuro. Endogámicos raciales, culturales, profesionales, deportivos, del círculo de nuestros pares. Y allí hallamos, buscamos o nos encuentra la posible par-eja, tras delimitar intencionalmente el ámbito donde "la casualidad" acontecerá.

Sin timidez iba a encararlo con una excusa casi de promotora (de si misma) que viene a recitar el discurso de márketing para la venta (de si misma):

-¿Eres soltero? (¡para qué complicar la vida propia o de otras personas!).

-¿Eres gay?(¡para qué albergar falsa ilusión del que no nos corresponderá!). -¿Tienes empleo o negocio? Si el interpelado pasa los cuatro círculos, llega al quinto nivel dándole un soberbio ósculo para probar si le causan deseo sus labios. Atracción, posibilidad de compromiso, compatibilidad sexual, certeza y encendido sensual de la llama, eran suficientes para clasificarlo.

¿Cuáles son los criterios de descarte que definen a quién le abrirás la puerta y quién puede esperar fumando sentadito? Hay chicas que sólo aspiran a un joven que baile bien. No piden empleo ni dentadura completa. Apenas que juntos se columpien armónicamente sudando de la pista hasta el lecho para envidia de las amigas. Su plaza pública es la discoteca de salsa, pero a otro le pasa lo mismo con una veterana bailarina de tango sobre parqué, cuyas medias negras -sujetas por ligas ocultas- él aspira a descubrir en un 2 x 4.

Quizás para ti la dentadura sea eliminatoria del candidato y no te importa si es un tronco danzando, en la medida que tenga esos bíceps trabajados para mimar en la playa, o a él no le importe tu nariz sino tus 'lolas'. Sabina confiesa a la dama: "me han traído hasta aquí tus caderas, no tu corazón". Y tanta fémina se ve acosada por la cultura anoréxica, predicadora de cinturas de avispa, sin saber que su par ama palmear esos odiados rollitos. Poco hombre se entera que su enamorada a primera vista lo fue antes (de ser presentados) de sus glúteos y no la inteligencia. Una vedette aconsejaba a la joven esbelta que se enamore de un feo: "estará tan feliz de tener a alguien tan hermoso que hará todo por complacerte". Uno seguirá buscando la luz reveladora en la mirada –"en tus ojos hallo respuesta a mis preguntas" cantaba George Benson-, su vecino a la autora de un pelotazo de volley que lo aturda entre las cejas y en cuya red pueda caer. Otra quizás gire en la multitud por una carcajada que amará no importa el rostro que la porte. Tanta princesita dejó el ajuar tras un reventado o idealista que revolucionó su cabeza y hormonas. Como Einsten, no hallarás fórmula que unifique al Universo.

Ella disfrutaba jugando con su pequeño en el parque. Aspiraba a reponerse sin apuro del tempranero divorcio pero pensaba en los dos. Había enseñado a su niño de 5 años que al "vecino" que se acercara (sospechoso de la vieja fórmula de conquistar al hijo para ganar a la madre), si permanecía mucho, le pidiera un cuento. Tampoco le dijo que si los hacía reir -o enternecer- a ambos, la puerta quedaría entornada. No pedía un narrador del fuste de "Las Mil y una noches", pero quería que el elegido para compartir su cama por más tiempo supiera además cuidar la felicidad de sus almas.

 

Vuestro amigo,

Carlos



--
Carlos Daniel Montero Gaguine
Corresponsal Mercosur RADIO NEDERLAND y revista MERCADO
Coordinador Corresponsales RADIO URUGUAY
tel:(598 2) 481 49 46 - cel  (096) 481 931 y (099) 538 673
desde el exterior (598) 96-481-931 y (598) 99-538-673
http://LASINTESISECONOMICA.zoomblog.com
www.REgionAL-TIME.blogspot.com
200 VIDEOCLIPS EN MI CANAL EXPERIMENTAL
www.BlueSoulTv.blogspot.com
Casilla de Correo 1471, Montevideo, Uruguay

No hay comentarios.: