Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

10/14/2007

Los valses de Strauss-Kahn (p/Carlos Montero para Brecha)

Los retos con que bailará un socialista como nuevo titular del F.M.I .

 

LOS VALSES DE

STRAUSS-KAHN

por Carlos Montero (en Brecha del primer viernes de octubre)

 

Tras probar en el nuevo siglo con un alemán y un español, el Fondo Monetario Internacional dará oportunidad ahora a otro francés para ser su director-gerente hasta 2012, aunque no será el católico Michel Camdessus –que lo encabezó 13 años- sino el ex ministro socialista de Finanzas, Dominique Strauss-Kahn (58), quien deberá bailar equilibrado de la mano de divergentes intereses tras su elección con el fin de lograr la reestructura institucional y adaptar la misión de un ente creado para la Guerra Fría.

 

Mientras en el oficialismo francés lo interpretan como gran jugada del presidente neogaullista Nicolás Sarkozy para sacarse un rival del medio para las próximas presidenciales, en la oposición se lo ve como forma de elevar el obstáculo en las primarias del P.S. a Ségolène Royale, si DSK –como lo llaman- decidiera volverse antes de las cumbres del organismo internacional en Washington DC cerca de la Casa Blanca, para bajar al llano de la política gala en París rumbo al Palacio del Elíseo. Lo mismo hizo Horst Köehler para asumir la Presidencia de Alemania y lo mismo pretende Rodrigo de Rato en España cuando deje el cargo a fin de octubre.

 

Tres cambios discursivos hubo en el debate hacia la designación del nuevo director-gerente: la decisión de no limitar la nacionalidad del postulante ni considerar que es cuota forzada de Europa en la 'gobernancia' mundial; la discusión sobre cambio de cupos en la junta directiva del Fondo para albergar más potencias emergentes; y el cuestionamiento sobre el ejercicio del rol de prestamista de última instancia con créditos condicionados, de los que Brasil, Argentina, México y Uruguay zafaron gracias a bonistas privados, en un mercado donde sobran fondos buitres ávidos de bonos sanos o chatarra, con los que construir ganancias rápidas y salirse a tiempo para que otros se embromen con la ganga. Comprobaremos desde el 1 de noviembre si lo prometido por DSK impactará en estructura y en la acción fondomonetarista, cuya misión declarada -desde su creación en 1944- es la "estabilización del sistema monetario internacional y monitorear las monedas del mundo". No es fácil en momentos en que el dólar se devalúa, el yuan subvaluado ensancha su banda de flotación respecto de una canasta de monedas y el euro encarece la exportación comunitaria apreciándose, desde su modesto origen a USD 0,88 hacia la barrera psicológica de USD 1,50 (o sea que para EEUU costará uno y la mitad de otro). La dificultad agregada es que se trata de los tres principales actores comerciales de hoy.

 

Casi siguiendo a pies juntillas los tres espesores de la Historia tipificados por Eric Hobsbawn y el grupo de Cambridge desde 'Past and Present' –el accidental, el coyuntural y el de largo plazo que Braudel en 'Annales' llama "de las mentalidades"-, el Fondo Monetario Internacional lleva casi una década diciéndose y escuchando que debe reestructurarse a esos tres andariveles, luego de crisis financieras en dominó desde México 1994, sudeste asiático y Rusia, Brasil en 1999, Turquía y Argentina hasta 2001, con coletazos en la región de los que Uruguay y Paraguay fueron testigos y sufrieron como fichas menores del tablero por albergar engranajes de actores corporativos beneficiados de la apertura financiera regional y global gracias a la falta de control e incapacidad de los reguladores públicos.

 

En principio el nivel de corto plazo no cambió, pues se eligió al candidato de Unión Europea otra vez, aunque la graduación es que se trata de un socialista (propiamente un socialdemócrata) que no temió privatizar como ministro de Finanzas 1997/9 de la cohabitación de un gabinete socialista bajo presidencia conservadora. A medio plazo, DSK promete cambiar la integración de la junta, haciendo que la zona Euro ocupe un solo asiento, liberando lugar para países excluídos del BRIC (Brasil, Rusia, India o China) y que temas cruciales se decidan en adelante por una doble mayoría que tome en cuenta no sólo número de acciones sino el número de países.

 

Pero lo sustancial que importa, sobre todo a los muchos que pagaron los costos del festín de la liberación financiera desregulada, es ver cambios en la precisión de diagnóstico y respuesta: que de nuevo el Departamento del Tesoro de EEUU no nos demuestre que el FMI no puede con su misión de "monitorear" la salud de las divisas, como pasó en dichos países, pues eso preanuncia que mucho menos podrá hacerlo si son ahora problemáticas las monedas cargadas por la fuerte impronta política de potencias que presionan o designan a quienes deciden en el organismo (Reserva Federal, Banco Central Europeo y Chino). Al no poder controlar el deterioro de plazas interconectadas al resto por flujos monetarios -al cual contagian o del cual se enferman- el FMI no previno colapsos.

 

Y hoy ni siquiera influiría en los inminentes que rompen los ojos, como el déficit colosal del presupuesto belicista republicano, enjugado con bonos comprados por asiáticos, o el corsé cambiario del capitalismo de Estado en China, como lo llamaría Hannah Arendt ("Crisis de la República", 1969). Una mayor duda se abre sobre el cambio en la prédica, pues tampoco el Fondo pudo cumplir la misión de "estabilizar", por lo que se cuestionó desde sus mismas filas –y no sólo fue Joseph Stiglitz- lo obtuso del recetario donde, cuando fracasaba en sus medidas recesivas, los técnicos consideraban que el error no radicó en el sentido de la receta sino en que no había sido suficiente la cantidad del ingrediente amargo o profundidad de la terapia de choque.

 

El propio Michel Camdessus, cuyas fotos con tomatazos de antiglobales circularon el globo, tuvo que irse del organismo para decirle a los países desarrollados, incluída Francia, que la "violencia de la economía mata", que hay "violencias que resultan de los desórdenes en el sistema financiero internacional" y que "sólo muy parcialmente podemos compensar mediante nuestra ayuda los daños que las inconsecuencias con nuestros principios, en las que incurrimos nosotros mismos, causan a los países pobres (…). Una modesta reforma consistiría en transformar el Comité Interino del FMI –donde sesionan los ministros- en un comité ya no simplemente consultivo, sino resolutivo en todos los grandes ejes estratégicos de la economía mundial", especie de Consejo de Seguridad Económica de ONU.

 

Urgió que "somos la primera generación de la historia llamada a organizar y administrar el mundo, no a partir de la posición de un Alejandro, César o vencedores de la II Guerra Mundial, sino a partir del reconocimiento de responsabilidades universales de cada pueblo" (Islam y Occidente, Sudamericana, 2005). DSK, su compatriota designado sucesor como futuro director-gerente, coincidió en los riesgos de abandonarse a tecnocracias, admitió que la política económica de Domingo Cavallo apoyada por el FMI fue "catastrófica" y consideró sus consecuencias como "desastrosas", lo que le llevó a reconocer hace un mes a un canal bonaerense que "en Argentina, para muchas personas, el FMI es el diablo y hay razones para eso".

 

El pasado viernes 28, Strauss-Kahn prefirió esperar el tridente (léase su designación) en Santiago, con políticos del Cono Sur como la presidenta chilena Michelle Bachelet y el ex vice argentino Carlos Alvarez, en el lanzamiento de un "foro anual progresista" apoyado por las fundaciones Chile 21, CEPES (Argentina), Perseo Abramo (Brasil), Líber Seregni (Uruguay), Friedricht Ebert (Alemania) y Jean Jaurés (Francia). El dossier de la cita en el complejo Diego Portales sobre la Alameda sintetiza que "los países de América latina lograron en el último lustro una situación fiscal controlada, menor inflación y balanzas de pago superavitarias favorecidas por el mejoramiento de los términos de intercambio.

 

La combinación de políticas monetarias, cambiarias y fiscales flexibles y entorno internacional favorable permiten hoy un nuevo debate: el paso del ajuste a políticas de desarrollo inclusivo ¿En qué medida están preparados los gobiernos, las elites tecnoburocráticas, los partidos políticos, los movimientos sociales y la sociedad civil para enfrentar estas nuevas realidades con imaginación para los nuevos objetivos de cohesión social?".

 

Chacho Alvarez contestó que "vivimos en el mundo un momento de cambios profundos que necesita de nuevos paradigmas, puesto que los viejos ya no son útiles para dar cuenta de las complejidades de la globalización. Necesitamos desarrollar modelos de crecimiento económico pero que impliquen también una mejor distribución de ingreso y riqueza, asentados institucionalmente sobre sólidas democracias representativas, en las que la población participe activamente". Quizás muchos presentes ignoraban que en ese edificio estuvo el "parlamento" de Pinochet, cuyo 'milagro chileno' apoyó el FMI.

 

A pesar de que su padre quería que fuera banquero, Johann Strauss II (1825-99) creó 400 valses, incluído 'En el bello Danubio azul' para el carnaval de 1867, que ensalzaba la "alegría de vivir para el Imperio", canonizado en la exposición universal de París como muestra del mejor vals vienés, cincuenta años antes cuestionado por indecente ante el acercamiento físico. El Príncipe de Gales lo llevó a Londres para ejecutar ante la realeza y con su apoyo saltó hacia EEUU. Sólo los próximos años demostrarán si DSK logra danzar con la mochila del apoyo granjeado en París, Londres y Washington; o si se limitará a contentar con asientos en el Fondo a candidatos a potencias, para que aplaudan al ritmo y tonada sospechados por relaciones carnales alegres "de vivir para el Imperio".



--
Carlos Daniel Montero Gaguine
Corresponsal económico RADIO NEDERLAND sobre Cono Sur
tel: (598 2)  481 49 46
Celular familiar (096) 481 931
o desde el extranjero (598) 96-481-931
Casilla de Correo 1471, Montevideo, URUGUAY
Oficina: Magariños Cervantes 1788 casi Ramon Anador

No hay comentarios.: