Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

7/01/2007

Inflacion institucional deja XXXIII cumbre Mercosur

ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

EDICION ESPECIAL:

Al INICIO de la PRESIDENCIA PRO-TEMPORE de URUGUAY en el

MERCADO COMUN DEL SUR, por el SEGUNDO SEMESTRE de 2007

ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

 

Sureños conquistan a Europa con organismos-espejo sin la misma sustancia

 

INFLACION INSTITUCIONAL DEJA

XXXIII CUMBRE DEL MERCOSUR

por Carlos Montero, montero@SINTESIS.org

 

La cumbre presidencial y XXXIII Consejo del Mercado Común del Sur en Asunción, el viernes pasado, dejó apenas la creación de un nuevo órgano para promover y financiar pequeñas o medianas empresas. En un año, desde la cumbre argentina de julio 2006 en Córdoba, se votó o puso en marcha organismos como este nuevo Organismo de Integración Productiva (OIP), Tribunal Permanente de Solución de Controversias en Asunción, el Observatorio Democrático del Mercosur, la Escuela de Formación de Altos Funcionarios (mercoburócratas), el Instituto Monetario (a siglos de una moneda común), el Instituto Social del Mercosur, el parlamento  regional PARLASUR y una asociación de agencias estatales que genere un "Portal de Noticias del MERCOSUR". Frente a esta celeridad, se tardó en cambio desde julio 2005 para aprobar 15 proyectos del Fondo de Convergencia Estructural (Focem), por lo que no se usaron todavía los cien millones de dólares anuales que Argentina y Brasil prometieron a Paraguay y Uruguay.

 

Además, el bloque se afilió apuradamente a las iniciativas chavistas de firmar la adhesión de Venezuela como socio (trabada por senadores de Brasil a espera de una disculpa del presidente Hugo Chávez), estudiar lo mismo para Bolivia, el BancoSur (que se postergó de junio al menos para agosto), Gasoducto del Sur (que quizás sólo sea de Venezuela hasta Pernambuco y no Argentina), Petroamérica (arriesgada por el plan de difusión del etanol Bush-Lula), Telesur (con ausencia de Brasil por O Globo) y renombrar la Comunidad Sudamericana como Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) para no asemejarla al nombre de la Comunidad Andina (CAN) de la cual Chávez se retiró. Toda una inflación institucional, alentada por Chacho Alvarez que la considera un éxito, aunque fracasó en conseguir que los cancilleres acordaran una camiseta común para la selección de fútbol del Mercosur, que al final ni existe ni jugó contra Europa en julio pasado, cuando terminó el Mundial 2006 en Alemania.

 

"Salto adelante": así llaman a esta táctica los CEOs -presidentes de las grandes corporaciones- cuando sus empresas no avanzan hacia los objetivos pautados por medio de la estrategia diseñada y los accionistas piden resultados rápidos al consejo directivo. Si no ganas con la razón de cumplir las mejoras cuantitativas pautadas en el mediano plazo, entonces seduce a tus socios con el salto cualitativo en el largo plazo. Por un lado buscando la ampliación del bloque con nuevos asociados o adherentes, como táctica momentáneamente enlentecida y, por otro lado, multiplicando sus organismos a imagen del modelo europeo, como táctica acelerada.

 

El MERCOSUR lo ha hecho, durante los tres semestres que lleva el ex vicepresidente argentino Carlos Chacho Alvarez, desde diciembre de 2005, en la Presidencia del Comité de Representantes Permanentes del Mercosur, órgano que se creó para dejar conformes a los europeos que buscaban un interlocutor-espejo para negociar un tratado birregional con la Comisión de las Comunidades Europeas, aparte de haber sido una concesión del Palacio del Planalto en Brasilia a la Casa Rosada en Buenos Aires, de forma que Kirchner no tuviera que tener a su predecesor en la presidencia argentina, Eduardo Duhalde, molestando su gestión gubernativa desde la interna del peronismo capitalino. No contaba con que la sede de la Secretaría del Mercosur en Montevideo -para pesar de uruguayos y convicción de argentinos- está a distancia (25 minutos de avión) de un barrio bonaerense.

 

Nos lo admitió el titular de la Comisión del Europarlamento de Relaciones con Mercosur, el portugués Sérgio Sousa Pinto, y sus colegas españoles Daniel Varela Suanzes-Carpegna (P.Popular) y Emilio Menéndez del Valle (P.Socialista), enviados en mayo a la sesión inaugural del PARLASUR: si un modelo de organización regional -que trae un concepto de orden global- no se replica, entonces tenderá a desaparecer o debilitarse, al no encontrar sus pares, sus iguales con los que establecer relaciones de correspondencia. El Otro te reconoce como entidad, pero además la relación entre idénticos conlleva, refuerza y promueve un modelo de comunidad u organización internacional, que aparece más multipolar que la hegemonía caótica actual.

 

Pero Alvarez es sólo cara política del bloque, que opera desde una oficina del edificio Mercosur en el ex Parque Hotel de Montevideo, sin las potestades de José Durao Barroso ni sus 27 comisarios-ministros en el edificio Carlomagno de Bruselas. Sin embargo, durante la gestión desde 2003 de los dos presidentes que crearon su cargo, Néstor Kirchner y Lula Da Silva, el bloque de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay ha sufrido una inflación institucional que no ha parado en cada cumbre, sobre todo en el último año, en un esfuerzo por reproducir la máscara estructural de la Unión Europea, sin la sustancia de facultades ni la potestad supranacional.

 

Como consecuencia, la UE está muy complacida narcisístamente de verse replicada en el espejo de otro bloque comercial con el cual poder establecer correspondencia de relaciones y avanzar hacia un tratado político, comercial y de cooperación birregional, que pretende firmar en mayo de 2008 en lima, durante la cumbre de mandatarios eurolatinoamericanos, luego de postergarse en México 2004 y en Austria 2006. Sin embargo, aunque el acuerdo sea alcanzado por los negociadores, firmado por los gobiernos y votado por los parlamentos, quizás el Viejo Mundo descubra tarde que, de este lado oeste del Atlántico y este lado sur del Ecuador, por primera vez le estarán devolviendo -con 500 años de retraso- la imagen que querían ver, gracias a copiar también la estratagema de venta de  espejitos similares a los que trajeron los conquistadores europeos al Nuevo Mundo.

"El Mercosur agregó nuevas burocracias sin acabar con las viejas y continuó prometiendo lo macro sin compadecerse con la microintegración que sigue tan trabada como siempre" critica Benjamín Fernández Bogado, presidente de la Fundación Libre y primer paraguayo en llegar este año a profesor visitante de la Universidad de Harvard. Opina que "la crispación ciudadana -a la que se le prometió con el Mercosur más de lo que podría cumplirse- no aventura un futuro promisorio al mismo". La creación del Parlasur "es vista como una burocracia más costosa e ineficiente similar al Tribunal del Mercosur que no ha podido resolver el diferendo uruguayo argentino por las pasteras construidas en la frontera de ambos países".

El nuevo titular protémpore del Mercosur, el presidente uruguayo Tabaré Vázquez -que ejercerá el segundo semestre de 2007 tras recibir el martillo del presidente Nicanor Duarte Frutos de Paraguay- aseguró ante la Unión Industrial Paraguaya (UIP) que no desea que sus dos socios mayores les patoteen. Ante los cancilleres en la cumbre XXXIII, Chacho justificó que "en la integración regional pasamos de lo puramente comercial, hacia una dimensión más completa, que abarca las grandes cuestiones que interesan a nuestros pueblos. Pero ese proceso en que se cambiaron los paradigmas de la década pasada ya tiene unos años. El discurso está agotado; es hora de construir los instrumentos y políticas necesarias para concretar el Mercosur social y productivo y responder a las demandas de nuestros pueblos".

 

Pese a la argumentación, el mito de Narciso y Eco parece reeditarse. Narciso (o sea la UE) se enamora de la imagen virtual nada sólida que de si mismo le devuelve el lago, fascinándolo. Mientras, le sigue Eco (o sea el Mercosur) buscando su amor, pero condenada a  reproducir su discurso aunque cargándolo con otro sentido: la actitud intra-regional patriotera de la fragmentación intergubernamental de los Estados-Nacion competidores y no la supranacional de socios comunitarios patriotas pero colaboradores.

 

Vuestro amigo,

Carlos Montero

No hay comentarios.: