Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

12/15/2005

Venezuela NO es miembro PLENO Mercosur, ta? (p/Carlos Montero)

05.12.15:Venezuela NO es miembro PLENO Mercosur, ta? (p/Carlos Montero)
INFORMES ESPECIALES de LA SINTESIS ECONOMICA
en http://SINTESIS.org y http://www.RegionAL-TIME.com
WEBLOG EN http://www.RegionAL-TIME.blogspot.com
OFICINA Av Brasil 3123, of 405. Tel: (598 2) 707 36 02
CASILLA DE CORREO 1471, Montevideo, URUGUAY
COMENTARIOS A sintesis@SINTESIS.org
DESUSCRIPCION A REgionAL-TIME.com@SINTESIS.org
oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Aunque lo dijeron presidentes y lo repitieron medios internacionales

VENEZUELA NO ES MIEMBRO PLENO
DEL MERCADO COMUN DEL SUR, ta?

Por Carlos Montero, montero@sintesis.org

Cada sociedad tiene sus latiguillos específicos, significantes
diferentes para similares significados. “Al pelo” diría un
paraguayo, “joia” un brasileño, “al tiro” un chileno, “O.K.” las dos
letras de los anglófonos y “ta” –apócope de “está”- las dos letras de
los uruguayos, que automáticamente los hace identificables en la
región, así como “che” identifica a los argentinos.

Sin embargo, el tono o el contexto en que la sílaba es pronunciada
lleva a que distintos significados sean dados al mismo significante.
Decir “ta” ante una propuesta, quiere decir que “Sí”; decir “ta” ante
alguien que habla demasiado, es pedirle que se calle; decir “¿ta?”
luego de una acalorada argumentación, es una actitud de rotundo cierre
del debate. Este es el sentido del título.

LA SINTESIS ECONOMICA MERCOSUR, tras su objetivo de servir de la mejor
forma a sus suscriptores por medio de su misión de aportar un alerta
temprano que actualice antes de empezar la jornada cuál es el mercado
regional relevante de información económica sobre y para el MERCOSUR,
agrega esta semana a Venezuela como sexto país cubierto, fuera de los
cuatro miembros adheridos y Chile, estado asociado que completa el
Cono Sur.

Ello traduce la creciente importancia económica que Venezuela está
teniendo con los negocios que abre con Argentina, Brasil, Paraguay y
Uruguay, además de haber firmado el inicio del proceso de negociación
para pasar de ser un estado asociado –como Chile, Bolivia, Ecuador,
Perú y Colombia- a ser un estado adherido, lo que tardaría dos o tres
años. Pero NO es miembro pleno.

Nos cansamos de escuchar a los presidentes del bloque, en la pasada
cumbre numero XXIX en Montevideo, mencionar en sus declaraciones
públicas que Venezuela pasaba a ser miembro pleno del Mercado Común
del Sur. Sólo voluntarismo. Declarar a Venezuela como “miembro pleno
en estado de adhesión” es como decir que es “un matrimonio en proceso
de noviazgo”.

Realmente se trata de un “estado asociado en proceso de adhesión”, que
sigue la coherencia de una metáfora más adecuada: “un noviazgo con
compromiso de convertirse en matrimonio”, lo cual tampoco es
inevitable que suceda, pero ya deja afuera a Venezuela del primer
Parlamento Mercosur (PARLASUR) que se lanza el 31 de diciembre de 2006
y de la negociación con Europa.

Pues en mayo de 2006 comenzarán negociaciones de Caracas con el
Mercosur por otros seis meses, en los que se determinará a qué ritmo
se armonizarán aranceles con los cuatro países fundacionales del
bloque, además de lo que tarde la aprobación parlamentaria “a tapas
cerradas” de todos los protocolos ya firmados desde marzo de 1991.

Eso da tranquilidad a la UE y EEUU sobre el reaseguro democrático para
la oposición venezolana al firmar Hugo Chávez el Protocolo de Usuhaia
de cláusula democrática, pero a la vez garantiza a Chávez un reaseguro
político contra toda nueva intervención extranjera para
desestabilizarlo.

Por ello, el primer efecto es más político que económico, aunque
comercialmente ya Venezuela está coordinando posiciones en la cumbre
de la Organización Mundial de Comercio en la Sexta Reunión Ministerial
de Hong Kong, para lograr una reba de los subsidios de los países
desarrollados.

Pero, como todos los otros países de la Comunidad Andina de Naciones
(CAN) –que preside hasta mediados del próxi8mo año- venezuela acordó
con el Mercosur un proceso de 15 años hasta llegar a la zona de libre
comercio, sin aranceles, lo que ahora se buscaría en menos de tres
años. Por eso, por ahora, es sólo un compromiso; recién entonces será
miembro pleno: momento en que los cinco países firmarían un protocolo
final de adhesión. ¿Ta?

¿Ya no tendremos que soportar que vengan colegas a reproducirnos lo
que dicen presidentes o cancilleres que manifiestan lo que les
conviene, en forma diplomática, contando con la ignorancia de los que
informan para que malinformen y mantengan en la ignorancia a las
respectivas ciudadanías?

Ahora les reproducimos los mensajes recibidos por un respetado
economista, de origen venezolano, y lector habitual de LA SINTESIS
ECONOMICA MERCOSUR desde Ornex, Francia, en donde nos pregunta sobre
este proceso de integración venezolano y luego nos aporta un análisis
sobre el nivel de legitimidad del gobierno chavista a partir de una
elección legislativa en la que se abstuvo tres cuartas partes de la
población.

Saludos cordiales, de vuestro amigo
Carlos Montero

DE JUAN CARLOS BOSSIO

Juan Carlos Bossio Rotondo
Socio-economista
7, Chemin des Lauriers
01210 Ornex, Francia

Estimado señor Montero,

Sus crónicas son muy interesantes. Estudio a la Comunidad Andina de
Naciones; tema sobre el cual le envío uno de los textos que he
elaborado. Fue presentado en una reciente mesa redonda universitaria.
No me ha quedado claro cuáles serán las implicaciones, para la CAN, de
la membresía plena de Venezuela a Mercosur. ¿Son compatibles o no?
Un alto funcionario venezolano de la CAN señala que son compatibles.
Pero
no he tenido acceso a ninguna información oficial. Espero obtenerla en
el curso de mi próximo viaje a Lima.
Saludos cordiales.

----- Original Message -----
From: "Carlos Montero" <montero@sintesis.org
To: "JuanCarlosBossio" <jc.bossio@wanadoo.fr
Sent: Saturday, December 10, 2005 3:08 PM
Subject: Para Juan Carlos

Estimado Juan Carlos
Termino tres días muy intensos en la sede del MERCOSUR pero si hay
algo que me preocupo en periodismo es de recoger la información de las
resoluciones, conocer el proceso previo de discusión para entender por
qué se dice esta palabra y no otra -que en diplomacia trasluce las
intenciones del paso posterior en ajedrez-, recoger las opciones de
los actores, pero sólo interpretar en mis análisis lo que resulta
coherente entre las palabras y los hechos.
Por ello nuestra broma en periodismo es que "hay una sola manera de
ser feliz: formar parte del gobierno", pues siempre la opinión que
recojamos será la de que estamos en el mejor de los mundos en cuanto a
su gestión, que no hay crisis, que la culpa es de la prensa. En lo
regional, también.
Cuando leo que le preguntan al ministro de Economia de cualquier país
cómo está su economíaa para captar inversores, me pregunto ¿qué otra
cosa va a contestar? ¿Se animará a decir alguno que su país es
inelegible para inversiones? Jamas. Por eso no hago esas preguntas, o
recojo su opinión para confrontarla inmediatamente con los datos
disponibles sobre la efectiva inexistencia o pobreza de inversiones
¿Adónde voy? A que fui corresponsal tres veces en Lima cubriendo Pacto
Andino (hoy CAN) y países asociados al originario Pacto de Cartagena.
Y si le pregunto a los CANburócratas no puedo esperar que me contesten
otra cosa que la futura adhesión de Venezuela no afecta ni es
incompatible con la CAN.
¿Qué información tengo para confrontar con esa visión del mejor de
los mundos?
1) Que Chávez dijo en esta cumbre que ello no afecta su membresía a la
CAN. Simple, porque le hubiera complicado justo el ejercicio de la
Presidencia hasta mediados de 2006 de la Comunidad.
2) Si leo unos pocos meses atrás encontraré que Chávez dijo que la CAN
está muerta
3)Vengo de estar en Bruselas a fin de 2004 con los negociadores
europeos con America Latina y ante el pedido del lanzamiento de
negociaciones en mayo en Viena de 2006 con la CAN, le dijeron
claramente que ellos no tienen una unión aduanera siquiera. No tienen
un arancel externo común vigente. Cuando
lo iban a tener en 1992 vino el golpe en Peru y se suspendió. En 1995
se volvió a retirar Perú. Tienen un acuerdo de Arancel Externo que no
rige ni está vigente. El Mercosur, al menos, tiene once fajas de
Arancel Externo de 0 a 20% pero aunque esté todo perforado y en fase
de adaptación retrasada u armonización, y tardarán hasta 2012 ahora en
eliminar sus excepciones siquiera a la zona de libre comercio
intraregional, aunque al menos está vigente.
CONCLUSION: Por eso, aunque sea en sentido diferente al funcionario
que Ud consultó, se puede decir que Venezuela no tiene incompatible la
pertenencia a los dos bloques (no hablamos de la Comunidad
Sudamericana sino del MERCOSUR y la CAN. Si los dos bloques tuvieran
un Arancel Externo comun vigente y sin perforaciones, ello sería
imposible, sin tener un “4 mas 5” conjunto. Pero como la CAN en muchos
aspectos es solo una etiqueta y nunca una union aduanera y el MERCOSUR
es una union aduanera imperfectísima, no hay problemas de
perforaciones...por ahora
Pero Europa comunica -y vengo de hablar con negociadores esta semana-
que está contenta en lo político con que Venezuela firme los pactos
democráticos, pues eso le da estabilidad a la región y evita el
peligro de complots desestabilizadores de EEUU, dando a la vez
garantías a la oposición, pero -como Venezuela tardará dos o tres años
en completar la adhesión como mínimo- al no ser "miembro pleno" como
dicen los presidentes, sino de verdad "un estado asociado en proceso
de adhesión", entonces no quedará incluído en los cuatro eventuales
beneficiarios del tratado birregional que se quiere firmar en mayo en
viena entre Mercosur y UE durante la cuarta cumbre eurolatinoamericana.
Espero que haya podido comunicar claramente mis ideas
Un abrazo
Carlos

: 12/10/2005 18:17:42 +0100
De: "JuanCarlosBossio" <jc.bossio@wanadoo.fr
Para: "Carlos Montero" <montero@sintesis.org
Asunto: Re: Para Juan Carlos

Estimado Carlos,
Muchas gracias por su gentil y rápida respuesta. Coincidimos en
nuestras
apreciaciones; deseaba contrastar las mías con un asistente a la
reunión. En realidad, no consulté al funcionario de la CAN; leí sus
declaraciones. Los funcionarios de esta organización confrontan varios
nuevos problemas. Uno,
de fondo, es el TLC que se negocia actualmente con EEUU. Golpea muy
fuertemente a la CAN. Otro, más coyuntural, son las disidencias de
Perú y
Venezuela. Ninguno de estos países rompe oficialmente con la CAN sin
embargo. Estos problemas se reflejan en la marcha de la institución y
en las
declaraciones de sus funcionarios. Estoy tratando de descifrar la
política
latinoamericana de la Unión Europea. Se vislumbra muy distinta desde
Alemania (políticamente abierta con Schroeder, sin intereses
específicos en
materia agrícola), Francia (abierta políticamente pero no en el
comercio
agrícola) o España e Italia, en donde es más abierta en ambos aspectos
e
incluso en materia migratoria, a pesar, en el segundo de estos países,
del
actual gobierno. No creo que este panorama cambie mucho con las
modificaciones políticas en curso en Alemania y previstas en Italia,
pero en
Francia la incertidumbre electoral puede cambiar las reglas del juego.
Espero que mi percepción sea menos rudimentaria cuando la Cumbre de
Viena, a la cual espero asistir, En esta reunión deberían iniciarse
las negociaciones comerciales de la UE con la CAN; me pregunto sin
embargo si ésta estará en condiciones de negociar e incluso si
continuará existiendo. La estabilidad política andina y no sólo
venezolana es preocupante. Adjunto unas notas sobre las recientes
elecciones parlamentarias venezolanas (...).
A mi esposa y a mí nos interesa que el liderazgo y las reformas del
comandante sean eficientes y no generen violencia o sirvan de pretexto
a
ésta. Acabo de cumplir 60 años de reformismo militar.
Reciba mis saludos cordiales.

ooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

CHAVEZ, TAL CUAL

Las recientes elecciones legislativas venezolanas han puesto en manos
del Comandante Chávez el Congreso de su país, pero no le han aportado
toda la legitimidad política que él esperaba. Por una parte, los
partidos de oposición no concurrieron al escrutinio, salvo el
Movimiento al Socialismo. Por otra parte, los electores desertaron
mayoritariamente las urnas. Ambos hechos eran esperados por el
gobierno norteamericano, así como por la oposición venezolana, e
incluso por el propio gobierno. No debe extrañar, en consecuencia, que
lo celebren.

La opositores que boicotearon las elecciones alegaron que las
autoridades electorales responden mayoritariamente a los designios
gubernamentales. No existía posibilidad, en su opinión, en
consecuencia, de controlar los resultados, ni de amparo debido, en
caso de fraude. Los observadores de la Union Europea y de la
Organización de Estados Americanos no detectaron sin embargo anomalía
importante alguna en el ámbito nacional, aunque sí, incumplimientos
locales y puntuales de la legislación electoral . La participación de
la oposición habría permitido eventualmente consignar alguna. En
principio, las elecciones han sido limpias, y no existe razón alguna
para dudar de su legitimidad. Incluso previamente se había eliminado
el « captahuellas », en respuesta al principal reclamo de la oposición
respecto el voto electrónico; el cual, dicho sea, no había sido
observado ni por la UE ni por la OEA.

En realidad, la principal objeción es la escasa participación de la
ciudadanía. El gobierno se escuda en que la abstención electoral
generalmente es elevada en Venezuela, salvo cuando la baza es
particularmente importante. En las elecciones legislativas de julio
del 2000 alcanzo 43.7%, en aquellas convocadas para elegir a la
asamblea nacional constituyente, en julio de 1999, 53.8%. Sin embargo,
en las elecciones presidenciales de diciembre de 1998 fue bastante
menor, 36.5%
solamente. En todo caso, en las recientes elecciones parlamentarias,
ha sido muy significativa.

¿ Cómo explicarla? En primer lugar, por el boicot por la mayor parte
de la oposición. Los partidos que la conforman son dispares y no han
logrado una plataforma única capaz de llevarlos al poder. Contaban sin
embargo con esa arma. Cuyo uso, en este caso, era apoyado por el
escaso interés en el escrutinio. En Venezuela interesa en bastante
mayor medida la elección presidencial, con mayor razón en momentos en
los cuales el Comandante Chávez polariza los afectos y los rechazos.
La elección no ponía en juego su mandato. Quien sabe por ello, y, sin
rival aparente, el chavismo se desmovilizó. Algunas informaciones
periodísticas señalan que en varias zonas electoralmente
gubernamentales la participación ha sido muy débil. El gobierno ha
insistido asimismo en el efecto de las lluvias y en actos de
desestabilización, incluida la explosión de un oleoducto. La Union
Europea señala el sesgo de los medios de comunicación privados en
favor de los dos viejos grandes partidos; implícitamente subraya el
tratamiento por esos medios, de su retiro de la contienda electoral.
Pero se subraya asimismo la intervención repetida del Presidente
venezolano, lo cual muestra ingerencia del ejecutivo en decisiones que
corresponden al poder electoral. Estamos, evidentemente, en una
situación atípica.

El propio chavismo reconoce la importancia y las consecuencias del
amplísimo ausentismo , y ha llamado a sus partidarios y dirigentes a
reflexionar al respecto, incluso a una auto-critica. Su reacción es
saludable. La es menos cuando acusa de « mentirosos y derechistas »
ambos informes, por decirlo oficialmente. No acepta que aquel de la UE
lo utilice para señalar que « amplios sectores de la sociedad
venezolana no tienen confianza en el proceso electoral ni en la
independencia de la autoridad electoral». Supongo que le molesta
asimismo que el informe de la OEA subraye los ámbitos del diálogo que
debería establecerse con la oposición, para que el país recobre la
normalidad y se pueda realizar con la calma requerida la próxima
elección presidencial. Probablemente no formaba parte de sus
atribuciones pero no pueden ser soslayados : « la elección del
Consejo Nacional Electoral, el sistema automatizado de votación, la
normativa electoral, el Registro Electoral Permanente y el proceso de
cedulación, el desarrollo de un sistema de partidos políticos con
fórmulas transparentes de financiamiento, el sistema de elección
parlamentaria para asegurar la representación proporcional de las
minorías, y el fortalecimiento del principio de separación,
independencia y equilibrio de poderes –principio fundamental de toda
democracia presidencialista ». Y que ambos informes omitan, a mi modo
de ver equívocamente, diversas alegaciones gubernamentales.


¿Cuales son los efectos de estas elecciones? Los informes de la OEA y
de la UE las legitiman. El primero es particularmente importante, pues
inhibe la aplicación eventual de la Carta Democrática de esta
organización. La oposición parecería dispuesta a aceptar los
resultados. No existe indicio alguno de que trate de ganar una vez más
las calles y paralizar la producción. La amenaza de violencia, o de
atentado, parece marginal. Por el contrario, el segundo partido de
oposición más importante, el social cristiano Copei, ha aceptado
dialogar con el gobierno. Aquel mas importante, Acción Democrática, se
alinea más con el gobierno norteamericano que de la social democracia,
de la cual se reclama. En todo caso, la internacional socialista se
guiará por el informe de la UE. Debería analizar el comportamiento de
AD y llegar a las conclusiones necesarias. Por otro lado, algunos
calificativos utilizados por ésta son exagerados. La dominación cada
vez mayor del Movimiento V Republica, el partido gubernamental, no
expresa de manera alguna una tendencia al partido único. Los partidos
opositores no fueron impedidos de participar; y los observadores
internacionales desdeñan sus razones. Chávez no es Castro. En todo
caso el análisis político ganará cuando se estudie el ausentismo,
separando su incidencia en zonas dominadas por el voto chavista o por
aquel de la oposición.

Venezuela tenía todo para integrar el conflicto social y político en
un esquema de desarrollo durable : una renta petrolera importante, dos
grandes partidos políticos representando las principales opciones
internacionales de centro derecha (democracia cristiana) y centro
izquierda (social democracia), así como la primera experiencia
eurocomunista latinoamericana (Movimiento al Socialismo), una
organización sindical representativa de las principales tendencias
políticas, aunque limitada a la economía formal y en especial a las
grandes empresas. ¿ Qué pasó en Venezuela? El consenso se rompió, el
esquema de desarrollo quebró, en parte por la corrupción, en parte
porque no beneficiaba a la mayoría, desposeída, a la cantidad enorme
de trabajadores informales. La renta petrolera fue despilfarrada por
una minoría. Era común identificar a los venezolanos pudientes en
Miami. Cuando compraban en tienda de lujo, luego de informarse acerca
del artículo que deseaban, pedían “déme dos”. Y la fuga de capitales
fue considerable. Al disminuir sensiblemente los precios del
carburante, el esquema empezó a derrumbarse, se agudizaron los
conflictos entre los escasos beneficiarios del sistema, el cual
ingresó en grave crisis, al golpear seriamente a los sectores medios y
pobres, y favoreció a la insurgencia militar. A principios de los 90
pasé unos días en Maracay, invitado por la directora de una ONG casada
con un oficial de la aviación. La casa era frecuentada por muchos
oficiales; se hablaba de revolución, y las preguntas acerca de
Velasco Alvarado fueron numerosas.

Se quiera o no, Chávez goza de reconocimiento internacional más allá
de la izquierda radical y del altermondialismo. Su reciente visita a
Francia fue marcada por su elogiosa recepción por el Presidente
Jacques Chirac y por el Primer Ministro Dominique de Villepin, quien
lo recibió con un discurso en castellano sobre las relaciones franco-
venezolanas. La acogida del premier galo tiene especial significación,
pues él representa, en la hora actual, al unísono, la tradición y el
futuro gaullista : la resistencia a la hiperpotencia norteamericana, y
el neutralismo activo en todas las esferas del cuadrante planetario.

En Chávez debería distinguirse, para bien y para mal, sus
declaraciones, de su política. A diferencia de Velasco Alvarado, de
quien se considera discípulo, el verbo del comandante muchas veces es
excesivo. Meses atrás un destacado economista ginebrino, cuyos
planteamientos políticos son bastante moderados, regresó encantado
luego de un viaje de estudios destinado a analizar, in situ, con rigor
e independencia, la reforma agraria y la política educativa
chavista. Pretendo el mismo análisis, en las áreas que estudio.
Dicho sea, no estoy de acuerdo con Chávez en abandonar la batalla por
la CAN y en partir individualmente a Mercosur. Al igual que Velasco
Alvarado, me siento andino, soy andino; y por tanto partidario de una
Comunidad Andina de Naciones dotada de atribuciones, responsabilidades
y mecanismos de participación ciudadana ampliados, consistentes. Que
negocie, luego, su asociación, en igualdad de condiciones, con
Mercosur, y luego en el ámbito internacional, el contexto que permita
su desarrollo durable.

Para quienes pretendemos un análisis objetivo del fenómeno chavista,
nos preocupa la propaganda que le hacen tanto el gobierno
norteamericano, como la oposición venezolana. La reacción de muchas
personas no se ha hecho esperar. En varios países se desarrolla
actualmente el chavismo. Es probable que en las próximas semanas gane
la primera vuelta de las elecciones bolivianas Evo Morales. Dado el
efecto multiplicador que puede tener ese triunfo, no se descarta su
posterior triunfo en la segunda vuelta. En Perú, gana cada vez mayor
importancia Ollanta Humala, un militar retirado, que ha abrazado las
banderas de Velasco Alvarado y de Chávez, y enardece el sentimiento
anti-chileno de diversos sectores de la población. Rechazo esta última
opción, la cual, muy lamentablemente también está presente en Bolivia.
Los electores deben pronunciarse con conocimiento de causa, en función
de los planteamientos y de las posibilidades de realizarlos. Temo que
muchos lo hagan en mérito de las naturales rechazos a los ataques
norteamericanos; o de sentimientos ultra-nacionalistas que no comparto.

Juan Carlos Bossio Rotondo

No hay comentarios.: