Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

12/17/2005

CANibalizacion del ex Pacto Andino

CAN-ibalización del
exPACTO ANDINO

por Carlos Montero, montero@sintesis.org

El término lo aprendí cuando se venía cayendo a pedazos una gran
corporación de transporte allá por mediados de los ochenta. El semanario
JAQUE me encargó investigar el proceso de degradación del histórico
conglomerado. No se trataba de PAN-AM sino ONDA –el cuasi monopolio
privado omnibusero- cuyos líderes gremiales me confiaron cuándo fue que
comenzaron a sospechar que iban camino al cierre.

“Fue cuando vimos que los directores, en vez de mandar reparar las
unidades (ómnibus de gran porte internacionales o interdepartamentales),
optaban por ‘canibalizar’ los micros que tenían desperfectos para
arreglar con sus partes sanas lo que faltaba de las unidades salvables”
describían los sindicalistas. Pero la flota se iba reduciendo. A buen
observador, pocas reparaciones bastan. La profecía se cumplió: ONDA
cerró como PAN-AM.

ANTE POSIBLE “CANIBALIZACION”

La Comunidad Andina de Naciones (CAN), reactualización sólo en nombre
del Pacto Andino nacido a fines de los años sesenta con el Tratado de
Cartagena de Indias (Colombia) -del cual sólo desertó Chile en 1973- no
vive una crisis de antropofagia sino aventura un reto de
“CANibalización”.

Es decir que, aunque la etiqueta se mantenga para lograr beneficios de
potencias desarrolladas y aún sea el bloque integrador latinoamericano
más antiguo que exista, en los hechos sus partes económicamente más
rentables pactan mejor hacia afuera que hacia adentro del bloque.
Venezuela con el Mercosur, Colombia o Perú con EEUU y su ex Chile con
todos los grandes: Europa, EEUU, México, China, Corea del Sur y
Mercosur.

Como resultado, el Mercado Común del Sur –con el proceso de adhesión de
Venezuela que llevará unos tres años- resignifica su rol y, dado que
Chile no tiene interés de cargarse con el pesado Arancel Externo Común
mercosuriano, hace del MERCOSUR un Tratado Atlántico Sudamericano, con
puentes más leves de asociación con países del Pacífico Sudamericano.

LA JUSTIFICACION ANDINA

Pero los CANburócratas o “buróCANtras”, para justificar su
infraestructura en la sede de Lima –donde fuimos corresponsales en 1990,
1992 y 1994- traducen esta actitud centrífuga con un discurso de
“compatbilidad” para no quedar como simple etiqueta de una unión
aduanera, que nunca llegó a ser, aunque casi lo fuera. Pero de “casi”
nadie murió, como tampoco tuvo éxito.

En la XXIX Cumbre del Mercosur y de la Comunidad Sudamericana de
Naciones, el viernes 9 en Montevideo, hubo una declaración en la que
“los Países Miembros de la Comunidad Andina saludaron la decisión de la
Republica Bolivariana de Venezuela de incorporarse al MERCOSUR como
miembro pleno” repitiendo deliberadamente el error sobre un país que es
sólo estado asociado y que empieza un largo proceso de adhesión.

Los mandatarios andinos opinaron que este inicio de negociaciones
“permitirá avanzar en la construcción de la Comunidad Suramericana de
Naciones, proyecto para el cual los Presidentes Andinos han reiterado su
firme compromiso” junto a “MERCOSUR y Chile con la participación de
Guyana y Surinam, para lograr su concreción conforme a los acuerdos
adoptados en la Cumbres de Cusco (dic/04) y de Brasilia (set/05)”.

Pero inmediatamente “confirman la realización de la sesión
extraordinaria del Consejo Presidencial Andino que se celebrará los días
30 y 31 de enero de 2006, en Venezuela” en la cual se habrá de evaluar
los impactos de esta decisión promovida con apuro por Chávez desde
caracas y Kirchner desde Buenos Aires, éste último buscando reequilibrar
al bloque ante Brasil.
El Secretario General de la Comunidad Andina, embajador Allan Wagner
Tizón, en la misma cumbre del MERCOSUR y estados asociados, saludó en su
discurso el jueves 8 de diciembre de 2005 “el inicio del proceso de
adhesión de Venezuela a esta importante agupación regional”, lo que puso
el tema en su exacta magnitud, sin referirse a membresía plena alguna.

Opinó que “este proceso representa una excelente oportunidad para
impulsar la convergencia entre la Comunidad Andina, el MERCOSUR y
Chile a fin de avanzar de manera decidida en la construcción de la
Comunidad Sudamericana” pues se reglamentó el artículo 20 del Tratado de
Asunción –fundacional en 1991 del MERCOSUR- fijando el proceso de
adhesión que debe seguir Venezuela y cualquier otro país que lo imite.

Para la convergencia de los dos bloques sudamericanos, Wagner relató que
a fin de mayo se reunieron representantes “de los organismos regionales
de integración” en Lima -sede de la Secretaría General de la CAN- para
“consensuar una agenda de trabajo en áreas principales de acción”. Hubo
luego dos reuniones técnicas adicionales en las sedes de la ALADI y el
Mercosur, los 15 y 16 de noviembre, y el 8 de diciembre.

“SUDAMERICANIZACION”
COMO SALVACION

En estos encuentros se avanzó el “trabajo técnico y político que han
venido realizando los Ministros de Energía de la Comunidad Sudamericana”
que el 26 de setiembre en Caracas, fijaron los criterios del acuerdo
marco de complementación energética firmado por los presidentes
sudamericanos el pasado 9 de diciembre en la capital uruguaya, como
“piedra angular” de la Comunidad Sudamericana, “como lo fue en su
momento la Comunidad del Carbón y del Acero en el caso de la Unión
Europea” comparó Wagner.

También se preparó “un documento de reflexión sobre el tratamiento de
las asimetrías en la integración sudamericana”, base para el foro de
Bolivia del 21 de octubre para a) “políticas de trato especial y
diferenciado en el marco de la construcción de la zona de libre comercio
sudamericana; b) garantías de acceso a los mercados para los países de
menor desarrollo relativo; c) y un programa de complementariedad y
desarrollo competitivo” para PyMEs.

Para armonizar los acuerdos de complementación económica entre los
países de América del Sur, el 15 de noviembre se hizo la primera reunión
entre las Secretarías de ALADI, Comunidad Andina y MERCOSUR, quedando
metas para el primer semestre de 2006:
a) análisis de las preferencias entre países sudamericanos para definir
la propuesta que complete la zona de libre comercio sudamericana;
b) evaluación de disciplinas comerciales para posible armonización;
c) promoción conjunta para mejor aprovechar los acuerdos vigentes.

De esa forma, ahora hay un calendario de reuniones y tareas conjuntas
para “su canalización” a la próxima Cumbre de la Comunidad Suramericana
de Naciones en Bolivia en 2006, donde ya se tendrá lo avanzado o trabado
a nivel global en la cumbre de esta semana en Hong Kong de la
Organización Mundial de Comercio, y se sabrá si MERCOSUR llega a Viena
en mayo con acuerdo o sin acuerdo con la Unión Europea.

De la cumbre en Bolivia, en adelante, el Parlamento Andino y Parlasur
que abrirá sus tareas a fin de diciembre de 2006 avanzarán
“progresivamente a un Parlamento Sudamericano” en un proceso de
convergencia que llevará probablemente su sede al existente Parlatino de
San Pablo.

La misma “relación institucional” iniciarán el Tribunal Andino de
Justicia y la Corte de Revisión de MERCOSUR en una línea
“sudamericanizadora” a imitar por la Corporación Andina de Fomento
–enmendando el Convenio Constitutivo para la incorporación de países no
andinos como accionistas principales- y “el Fondo Andino, hoy
Latinoamericano, de Reservas”.

CORRESPONSAL ALEMANA INQUIERE
SI LA CAN NO SE DECLARA DIFUNTA

La colega alemana Sandra Weiss, quien escribe desde varios países
latinoamericanos, como Haití, Chile o Uruguay, para varias revistas
germanas, nos escribe analizando el planteamiento este viernes 16 de LA
SINTESIS sobre el cambio del MERCOSUR de ser el bloque del Cono Sur a
ser –con Venezuela- el bloque atlántico sudamericano.

“Hola Carlos. Gracias por mandarme estas informaciones. Son muy
interesantes para mi. Original tu vision sobre compatibilidad entre CAN
y Mercosur, o sea, que son compatibles por sus deficiencias” señala en
su mail.

Agrega que ”en la conferencia de prensa (que no fue tal) de Lagos y
Rodríguez quería justamente preguntar si el acuerdo que acaban de firmar
(Chile y Bolivia), más la adhesion de Venezuela al Mercosur, más el
tratado de libre comercio entre Peru y EEUU, todo junto, no eran una
declaración de defunción de la CAN. Lástima que no nos dejaron
preguntar, pero me imagino que era justamente para evitar este tipo de
interrogaciones”.

RESPUESTA DESDE LA SINTESIS
Sent: Friday, December 16, 2005 11:59 AM
“Sandra:
Ese es el corazón del artículo de este viernes: no es incompatible la
integracion de Venezuela a Mercosur porque la CAN nunca tuvo y el
Mercosur tiene muy imperfecto su Arancel Externo Común.

Pero la CAN no es que va camino a morirse, sino que nunca existió como
unión aduanera, mientras que el MERCOSUR determinó en 1991 que
alcanzaría ese estadio en 1995, después lo pateó para 2006, en el 2003
lo pateó para 2010 y ahora a 2012. Así no es serio visto desde una
perspectiva eurocéntrica ni tampoco en la latinoamericana.

La CAN sobrevive como etiqueta para lograr cooperación europea en
materia de comercio por combate a las drogas, etc. Pero en poco
afectaría el tratado de Chile con Bolivia, pues es una apertura
unilateral de Chile excepto dos productos sensibles -el trigo y la
harina de trigo- con el objetivo de hacer buena amistad desde este
gobierno provisdional para cuando llegue el posible gobierno más duro de
Evo Morales.

El problema de la union aduanera es el de la proteccion comun ante
terceros paises, no la rebaja arancelaria para exportar. A Chile no le
conviene el arancel externo del Mercosur porque estamos muy altos.
Argentina acaba de conseguir tres años más para treaer bienes de capital
de
fuera de la zona con arancel cero para no depender de las maquinarias
de Brasil.

El acuerdo de EEUU con Peru, Colombia y Ecuador es tambien de libre
comercio, y los productos estadounidenses que entren via Peru al
Mercosur deberán pagar arancel externo si no se demuestra -por los
certificados de origen- que ya se les agregó componentes o insumos
mayoritarios en la transformacion en suelo andino antes de llegar a
orillas del Atlántico.

No se si notaste que, con este acuerdo, el Mercosur dejara de ser visto
como el acuerdo del Cono Sur para transformarse en el acuerdo atlántico
de Sudamérica, frente a los aún no adheridos países del Pacífico con
obvia más dependencia de EEUU y Asia que tener la fácil opción europea
de accesibilidad vía Atlántico para Argentina, Uruguay, Brasil y
Venezuela.

RETRUCO GERMANO

De: "Sandra Weiss"
“Hola Carlos: Muchas gracias, interesante otra vez la vision atlantica
versus pacífica. Sin embargo, creo que el acuerdo Chile-Bolivia afecta
la CAN porque Bolivia también se compromete a bajar aranceles -aunque
con plazos muchos mayores-. Claro, en la vision de un mero conglomerado
político para obtener cooperacion de EU, no importa tanto.
Muchos abrazos y buen fin de semana

No hay comentarios.: