Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

9/01/2005

Los 12 trabajos de AstoriX

Tras renuncia express, Vásquez debe tener candidato B a ministro de Economía

Y DESPUES DE ASTORI, ¿QUIEN?

Por Carlos Montero, montero@sintesis.org

José Feliciano, aunque fuera ciego, lo vió más claro que el propio presidente uruguayo cuando cantaba que, "después de la tormenta el sol vuelve a nacer; después de haber querido lo intentas otra vez", siguiendo con la enumeración de situaciones variadas tras las que "siempre hay un después".

Pero allí el famoso compositor portorriqueño se frena y, advirtiendo la niña bonita que se le acababa de ir, se pregunta desesperadamente: ¿Y después de tí, qué? ¿Después de tí qué?, para concluir: "Después de tí no hay nada, ni vida, ni esperanza", al punto de asentir que "no hay nada si tú faltas".

Esto le puede pasar a un hombre (doy fé), pero nunca le debiera suceder a un gobierno que, por más nuevo que sea, no puede carecer de un plan B.... o C, tanto en medidas políticas y económicas, como en ocupantes de cargos. ¿Qué hubiera hecho Brasil cuando entra en coma Tancredo Neves en 1985 el día en que debía asumir? ¿Volver a la dictadura?

Cuando en marzo de 2001 comenzaba a hacer agua el gobierno argentino de la Alianza, presidido por Fernando de la Rúa, se opta por cambiar al ministro de Economía, recayendo la designación en Ricardo López Murphy, entonces ministro de Defensa y sustituto cantado para el cargo. Su piquito de oro en cuanta conferencia internacional lo había catapultado hacía media década como factible sustituto de Domingo Cavallo, aún en la era Menem (1989-99).

Una inteligentísima tapa de revista argentina desplegó a todo ancho la foto de López Murphy bajo el título: EL PENULTIMO. Brillante encabezamiento que demostraba buena información y perfecta forma de transmitirla al público bien informado. Era decirle: López murphy asume como plan B, pero está también EL ULTIMO, un plan C, que quince días después fue Domingo Cavallo.

Aún gobierno irresolutos como el de Fernando de la Rúa se preparan desde el primer día para la eventualidad de que los sorprenda el fracaso. Los contribuyentes no soportaron ni aplicar el ajuste que promovía el ministro de recambio, aún con más consenso, y se refugió en su mayor adversario.

La renuncia presentada el martes 30 de agosto por Danilo Astori al Ministerio de Economía, que sería acompañada por todo su equipo que tiene la bendición del Fondo Monetario Internacional ante otros economistas de la coalición de gobierno, agarró sorprendido al gobierno y sin mostrar un plan B en carpeta.

De nada sirve la política ficción ex post facto. O sea, es inútil preguntarse qué hubiera sucedido si Astori hubiera mantenido la renuncia, una vez que ya sabemos que no renunció y que, hasta sus principales detractores dentro del gabinete, como José Mujica, fueron los primeros en pedirle que se quedara.

Pero si es pertinente en política preguntarse cuáles son las lecciones que deja el episodio. La primera, al menos, que no estaba planteada en el ejecutivo la más remota posibilidad de que ASTORI renunciara. Segundo, que un presidente que quiere ministros fieles a sus directivas, sabe ahora que en su gabinete hay gente más dispuesta a hacer los deberes o mandados.

Carlos Viera, quien ya había chocado con las gremiales ruralistas en la época de transición cuando les dijo en la cara los beneficios que habían recibido por encima de otros sectores para avalar un mayor aporte tributario, le dió al presidente una fórmula para satisfacer su 4,5% del PBI para Educación, que Vasquez hizo suya y Astori terminó por desautorizar.

Ya hay un sucesor, no para ahora pero para la próxima, sea que amague Astori o que Vásquez sorprenda. Ya hay un sucesor, aunque Vásquez antes no lo Viera. Es raro que, antes de hacer esta movida arriesgada, Astori tampoco lo viera y olvidara el consejo de Seregni de quién debe someterse a quién.

El sucesor es Viera, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, ese superministerio que proyectó el Cr. Ariel Davrieux desde hace 20 años, aunque a Economía no le guste ese papel de ministro sin responsabilidad parlamentaria. Ya el presidente no tendrá el dilema del cantante ciego, cuando entonaba "después de tí no hay nada".


oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Ministro uruguayo de Economía entre Frente (FA) y Fondo (FMI)

"LOS DOCE
TRABAJOS"
DE ASTORIX


No sera facil imitar al super heroe Posted by Picasa

UNO
-Reforma constitucional de OSE y ANCAP con tratos que rozan incumplirlas
DOS
-Cumplir los márgenes de déficit fiscal con el FMI y el Banco Mundial
TRES
-Solventar un Sistema Nacional de Salud combinando a privados y públicos
CUATRO
-Cumplir con pagos de la deuda con organismos y bonos reprogramados
CINCO
-Reforzar el sistema financiero privado y el seguro de depósitos
SEIS
-Coordinar una refinanciación del agro sin vaciar al Banco República.
SIETE
-Enfrentar la devaluación internacional del dólar sin perder competitividad
OCHO
-Cuidar las inversiones de las AFAPs pese a los bonos postergados.
NUEVE
-Cuidar inversión en 2 años del Plan de Emergencia y lo que suceda después
DIEZ
-Invertir en nuevas plantas de energía y lograr provisión en precio de vecinos
ONCE
-Mantener e incrementar corriente comercial con EEUU y tratado inversiones
DOCE
-Incentivar la coordinación macro MERCOSUR y derribar trabas

ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

PRIMERA ACTUALIZACION

El ministro uruguayo de Economía, Danilo Astori, salvó la primer crisis del nuevo gobierno uruguayo al cumplir hoy seis meses de haber asumido, luego de renunciar ante el presidente Tabaré Vásquez si se le exigía 4,5% del PBI a la Educación, lo que superaría los compromisos de déficit fiscal con el FMI.

Parafraseando los antiguos "Doce trabajos de Hércules", los caricaturistas franceses crearon hace años los "Doce trabajos de Asterix". El ministro Danilo Astori, que aspira a suceder a Vázquez como candidato de toda la izquierda y futuro presidente en 2010, se jugó muy temprano "la cuestión de cartera", una carta tradicionalmente guardada para casos de grave crisis.

"Hay acuerdo financiero y las restricciones fiscales no están en peligro" dijo Astori a la prensa luego que anoche entregó -a límite del plazo- el Presupuesto en el Parlamento ante el vicepresidente uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, justificando los debates en que "hemos buscado el equilibrio que buscamos".

Según Astori, "yo no amenazo ni hoy ni nunca" con la renuncia, pero admitió que insistió en "buscar acuerdos y discutir intensamente", pero "no fue un trancazo sino un análisis en que todo el mundo se remangó" tras presentar su renuncia al presidente el martes de tarde en la mutualista La Española.

Vásquez era proclive a la salida propuesta por el director de la Oficina de Planeamiento (OPP), Carlos Viera, quien había sido cuestionado por las gremiales rurales en la etapa de transición, siendo desautorizado entonces sobre posibles aumentos impositivos al sector primario. Pidió licencia y luego Vásquez ordenó reubicarlo como asesor, nombrándolo luego al frente de OPP.

El ministro de Economía dice que "más que nunca me siento seguro de seguir al frente del timón de la Economía", donde se mejoró 20 millones de dólares para el presupuesto para la Educación, cuando la meta de Vásquez era 160 millones, de forma de cumplir con la promesa electoral como Viera asentía, dejando claro que el mandatario tiene alternativa de ministro de Economía.

Este miércoles fueron a la residencia oficial presidencial de Suárez y Reyes, todos los ministros menos Astori, gracias a dos negociaciones llevadas adelante por el secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernandez. "No hay ninguna crisis" dijo Fernández respecto a un presupuesto que aumentará 30%.

"No hay bajas en el gabinete" dijo el ministro de Educación y Cultura, Jorge Brovetto, para quien "todos coincicidimos en arribar al 4,5% del PBI en el período" gubernamental, en lo que el diputado astorista, Carlos Baráibar, consideró "un proceso de discusión que tuvo altos y bajos".

Para Baráibar, "no hubo una renuncia presentada sino una exposición de los marcos en los que Astori podía moverse y los marcos que si se traspasaban no permitían una coherencia del presupuesto". Ahora el 4,5% prometido en la campaña "no está expreso, pero sí la intención para no violar acuerdo con FMI sobre déficit fiscal".

Él vicepresidente Rodolfo Nin Novoa dijo que "era esperable" lo que sucedió, que provocó "una discusión profunda", advirtiendo que "el gobierno a lo largo de cinco años va a tener muchas crisis, si alguien considera que ésto fue una crisis, yo no la tildaría de tal".

El presidente del Directorio del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, emitió una declaración de apoyo a Astori, opinando que "un ministro no puede irse a los seis meses" y pidió "serenidad al gobierno", en momentos de fijar las prioridades y montos presupuestales que discutirá el Parlamento.

Danilo Astori supera así su primer trancazo, ya no con sectores semiradicales identificados con el Movimiento de Participación Popular y con el ministro de Ganadería y Agricultura, José Mujica, a quien le negó incidencia en el directorio del Banco República. Ahora abre un flanco en lo que refiere a los asesores y hombres inmediatos al mandatario, como también sucede con el canciller, Reinaldo Gargano, opuesto al acuerdo de inversiones con EEUU.

Quienes piensan que Astori sale reforzado del entuerto, es probable que se equivoquen, pues gastó una carta para casos extremos en una situación que no lo parecía tanto, y además -cuando el lunes el presidente le encargó rehacer el Presupuesto- le dió amplia exposición como para que el presidente se sintiera desautorizado. Por más que promete completar el faltante con dinero del BID.

Estas actitudes a Vásquez no le gustan, sumado a que la áspera relación con Astori previa a la elección nacional se zanjó con una lección de Seregni (el área económica sometida a la política) y una promesa de que Vásquez no buscaría reelección, dejándole el camino para ser candidato en 2009.

Quizás convenga al ministro Astori empezar a leer la historia de las difíciles relaciones entre Domingo Cavallo y Carlos Menem, cuyo matrimonio de conveniencia se mantuvo en la medida que la salida del secretario de Economía podía poner en riesgo la Convertibilidad. El resto lo dirá si el ministro logra hacer buena letra en los doce principales trabajos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estimado Carlos, necesito saber de que nacionalidad es Ud.
por favor contestarme urgente a patoquita28@hotmail.com
Atte.
Pamela Villarroel.