Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

8/18/2005

La razón de Estado y el estado de la Razón

Sobre como nos deben proteger del terrorismo sin hacer lo mismo

LA RAZON DE ESTADO
PONE EN CUESTION EL
ESTADO DE LA RAZON

Por Carlos Montero, montero@SINTESIS.org

Primero fueron los 3.000 muertos civiles en las Torres Gemelas y el Pentágono, y yo pensé que era la lógica perversa de una guerrilla integrista que buscaba impactar en la opinión pública derribando los símbolos del poder corporativo y militar de Estados Unidos, el mismo materialismo de diverso signo contra el cual –apadrinada por la Casa Blanca- había luchado en Afganistán contra la ex Unión Soviética. Pero muchos no dijeron nada: como si fuera el castigo al derroche de parte de los desheredados.

La razón de Estado, había primado en el Departamento de Estado –que enviaba ayuda a Bin Laden en los ochenta- y hasta el presidente Ronald Reagan había comparado a los muyaidines con los “padres fundadores” de la Unión, que firmaron la Constitución en 1776 en Filadelfia. Aunque en vez de una campana rajada, el ataque fue una campanada de advertencia que rajó el corazón de quienes tememos el ADN violento del poder. Cría cuervos y te quitarán los ojos.

Después fueron los 25.000 muertos civiles en las invasiones a Afganistán e Irak, cifra provisional a la que se suman casi 2.000 soldados de EEUU y sus aliados, como respuesta tradicional de guerra contra un enemigo ahora fragmentado en múltiples frentes y dispuesto a inmolarse por lo que cree, esparciendo el terror junto a los pedazos informes de sus anatomías. Y muchos otros no dijeron nada, pues era la lógica del poder: como si fuera culpa de los civiles estar bajo la dictadura de los talibanes y de Saddam.

Más tarde serían golpeados los europeos en Madrid (11-M) y Londres (7-J) por células marroquíes y paquistaníes, que volaron trenes, subterráneos y ómnibus, así como en Nueva York (11-S) usaron los aviones civiles como misiles. Los medios de transporte atacados y los medios de comunicación, multiplicando el poder explosivo con sus imágenes, volanteaban el mensaje mejor que las octavillas repartidas desde el aire. Nadie está seguro.

Antes y después de todas estas barbaries focalizadas en blancos civiles, Israel y sus vecinos han mantenido un enfrentamiento periódico de invasiones e intifadas, que evolucionó a matanzas en campos de refugiados civiles y en asentamientos de colonos, tanques destruyendo casas de la familia de kamikazes que explotaban en lugares públicos israelíes.

Pero muchos en el Sur pensaron que era un problema del Norte, tras miles de años de enfrentamientos que confundieron al huevo con la gallina. Y que terminarán por matar a la gallina y romper los huevos de oro del capitalismo bursátil del EEUU fundamentalista protestante, comunitarismo proteccionista de la Europa cristiano católica,petromonarquías plutocráticas corruptas del islamismo nacionalista o yihadistas, así como a un gobierno israelí que acudió a los asesinatos selectivos y a un muro indiscriminado.

Detrás de cada acto revive Richelieu y su “razón de Estado”: la que dictaba como un acto de amplia propaganda el asesinato de once atletas israelíes en las Olimpíadas de 1972 en Alemania y que luego justificaba la orden de asesinato selectivo de la primera ministra Golda Meir contra los terroristas sobrevivientes y los organizadores del atentado, que duró 10 años, y del que se salvó uno solo, según el libro “Venganza” de George Jonas (1984).

Sin dudas, el Sur ya tuvo lo suyo. Y 40 años antes, el argentino Ernesto Guevara Lynch habló aquí, ante jóvenes entusiamados por el naciente régimen revolucionario cubano y dispuestos a tomar las armas para lograr el cambio de sus países, que en las revoluciones se sabe cuándo se dispara el primer tiro pero se desconoce cuándo se disparará el último.

Y quien empieza por justificar medios viles para alcanzar objetivos virtuosos, termina encontrándose que “la razón de Estado” o “la lógica de la lucha por el poder”, derivan a los contrincantes hacia el mínimo común denominador de la vileza: al final no se distingue al bueno del malo. No ensalzo al maniqueísmo, sino a medios que pervierten los fines.

Por el Cono Sur tuvimos la lógica guerrillera del “cuanto mejor, peor” nihilista o foquista, que prometía a largo plazo lo mejor para el pueblo pero que a corto plazo se beneficiaba de su perjuicio, pues la sensación subjetiva de malestar cultivaría una actitud supuestamente revolucionaria.

También tuvimos la “Teoría de la Seguridad Nacional” que, predicada por EEUU en el marzo de su Guerra Fría con la URSS, justificaba la tortura, la violaciuón de los derechos humanos y las dictaduras, en una tesis organicista por la cual la sociedad era como un cuerpo, los opositores como un cáncer y las autoridades los médicos que le hacían bien al conjunto del cuerpo si amputaban la pierna gangrenada. La “razón de Estado” excusaba el mal menor y así tuvimos Operación Cóndor, el MERCOSUR del terror.

Los historiadores enseñan a no juzgar los hechos del pasado sin ver el contexto en que se inscribieron y los valores de la época, sin considerar las acciones que llevaron a las reacciones, sin subirnos a un balcón para juzgar al mundo o nuestros compatriotas mientras revolvemos el pocillo de café.

Pero si recorremos la peripecia de la Humanidad a nivel global y local, nos encontraremos que la “lógica del poder” para unos y “la razón de Estado” para otros han justificado los peores crímenes, tanto como los que se han hecho en el nombre del amor o de la religión.

Torquemada y su Inquisición fue un bebé de pecho ante los genocidios de cinco siglos después. El progreso tecnológico no nos ha hecho una pizca mejores. A lo sumo, como bromeaba nuestro decano del Instituto Tecnológico de Monterrey, los latinoamericanos apuntamos al ideal del “charro cibernético” en México.

A éste yo podría agregar en el MERCOSUR, sabiendo que me ganaré el odio de varios viejos lectores de LA SINTESIS ECONOMICA, al “gaucho virtual” en el Río de la Plata, al “cacique online” en Paraguay, al “farrapo digital” en Brasil o al “cowboy robótico o robocópico” en EEUU. Metáfora de que ningún avance tecnológico nos mejorará como seres humanos si sometemos a la Ciencia a la “razón de Estado” o a la “lógica del poder”.

Esta semana quedé conmovido ante las revelaciones de Joseph Weizenbaum, quien es considerado el “Padre de la Cibernética”, quien acusó a la Administración Bush de estar financiando del 60% al 70% de la investigación del MIT (el mít-ico Instituto Tecnológico de Massachusetts) “para desarrollar un ejército de robots”.

Bajo el título “La ética científica nuevamente en el tapete” (Boletín Electrónico de la Dirección Nac de Ciencia, Tecnología e Innovación,. 15-ago-05, año VIII, edición 273), Weizenbaum admite que “si bien los planes armamentistas del gobierno norteamericano para crear un ejército de esta índole tienen ya más de una década, la política de Bush los ha acelerado”.

“Con valor y en la línea de los científicos pacifistas del siglo pasado, (el autor) salió a manifestar su convicci9ón de que la inversión de centenraes de millones de dólares en estos proyectos, utilizando al máximo la capacidad del MIT ( con sede en Cambridge) para ello, es una bofetada al rostro de la ciencia y la tecnología”.

En una conferencia brindada en el Instituto Max Planck (padre de la física cuántica), Weinzenbaum opinó que “los científicos se ven seducidos por las montañas de dinero, además de las montañas de vanidad que inflan sus egos para colaborar en el proyecto”.

Como le contestaba días atrás por mail a un colega, que venía de un seminario sobre brecha digital organizado este agosto rumbo a la cumbre de Túnez sobre Sociedad de la Información: “de nada valdrá llenar las aulas de computadoras” si no aportamos a los niños valores con los cuales dirigir su investigación o su creación. Dejemos la “Brecha” y hagamos la “Marcha Digital” aportando medios para evaluar los datos: no acumularlos.

No es nueva la comprobación de que muchos avances tecnológicos históricamente han seguido un derrotero que arranca por el uso de los descubrimientos para la guerra, la defensa o el espionaje, y su posterior traslado al mercado, donde compensar los costos de investigación con los beneficios de su comercio.

Desde la primer “video-guerra”, como fue presentada por EEUU contra Irak en 1991, se ha tendido a una difusión mediática de imágenes de una guerra limpia (por censura y por televisación digital) donde los objetivos son representados casi como en video-juego de la “batalla naval”. Una cruz en el casillero (“Hundido”) aunque esa cruz represente cementerio de vidas.

Sólo la mente enferma de un escritor como Apollinaire podía hablar del rol de “higiene” de la guerra. Aunque aplicando la razón de Estado pudiera considerarse que el último siglo podría haber sido mucho más difícil para Europa si estuviera vivo el centenar de millones que consumieron las dos guerras mundiales, los genocidios armenio, judío, ruso y balcánico.

Las potencias armamentistas, que destinan poco más de un millón de milllones de dólares (un billón en castellano) cada año en sus presupuestos de “Defensa” (eufemismo para hablar de Guerra), sueñan con guerras cada vez más “higiénicas”: que limpien al contrario a menor costo propio, con aviones teledirigidos sin ocupantes y robots/robocops a control remoto que maten o puedan ser reparados para volver al frente en vez de la “mala opinión pública” que provocan las fotos de féretros volviendo a casa.

A la otra metáfora de la “limpieza étnica” –como si hubiera razas sucias-, deberíamos hablar ahora de una “razón de Estado” que por la “lógica del poder”, que debe relegitimarse por el voto popular, ya no le alcanza con ofrecer la ciudadanía a los hispanos en EEUU o los africanos en Italia, a cambio de ir al frente, sino busca matar al Otro a larga distancia (¿se acuerdan de la operación Tormenta del Desierto?) o en el cuerpo a cuerpo (debí decir, cuerpo contra robot) del futuro soldado universal.

Y en esa pérdida de definición de las fronteras, los límites y los frentes de batalla –que implica el terrorismo- jugará también su papel la televigilancia, aunque no por ello será menor la manipulación de estas guerras de información y contrainformación, como lo demuestran los cables de agencias que refieren la persecución de supuestos terroristas.

Ya no se trata del riesgo a las libertades y a la intimidad, sino de riesgo de vida, como reveló el canal inglés ITV sobre la burda ejecución de un residente brasileño que era seguido desde su hogar hasta el subterráneo, donde fue ejecutado a sangre fría por oficiales de la Policía.

La razón de Estado logró civilizar a las sociedades dando monopolio de la fuerza al brazo coactivo del Estado para que no estuviéramos dependiendo de la Ley del Talión (ojo por ojo, diente por diente) sino del fallo judicial, pero no para depender en que nos hinque el diente por su mal ojo.

El canal británico ITV demostró que la Policía “mintió en la muerte del brasileño en Londres” titulan este jueves las agencias de noticias, pues “las cámaras de seguridad revelan que Jean Charles, el presunto terrorista, ni huyó, ni vestía un sobretodo sospechoso” que pudiera ocultar una bomba (EL PAIS 18-08-05).

Downing Street expresó su pesar tras la muerte del brasileño en una operación antiterrorista, pero expresó su apoyo a la estrategia de "disparar a matar" de Scotland Yard. El canciller Jack Straw dijo que “lamentamos profundamente lo que ha sucedido" pero la amenaza terrorista "plantea un desafío único frente al cual la policía debe decidir cómo responder" (y si se equivoca embrómese y vaya a protestar a la morgue)

El número uno de Scotland Yard, Ian Blair, justificó el protocolo "shoot to kill" (disparar a asesinar) de la policía británica ante el riesgo de atentados suicidas. Los policías apuntan a la cabeza pues es la manera de garantizar que si el sospechoso lleva una bomba, ésta no estalle (AFP, 25-07-05).

¿Para qué siete millones de cámaras de vigilancia en Gran Bretaña? ¿Para un pedido de disculpas de Blair a Lula? ¿Esta es la “Tercera Vía”? La de un Estado (ante quienes quieren sustituirlo o desestabilizarlo) que no actúa ni por el carril del Bien, ni por el carril del Mal, sino “todo lo contrario”.

"La dirección del Ejército Republicano Irlandés ordenó formalmente poner fin a la lucha armada. Todas las unidades del IRA han recibido la orden de deponer las armas", fue el lacónico texto que festejó Blair este mes, al que se agregó que "los voluntarios contribuirán al desarrollo de un programa puramente político y diplomático por medios exclusivamente pacíficos".

Este nuevo reto de violencia –supuestamente del exterior por agentes del interior- sucede simultáneamente al fin de 35 años de violencia –supuestamente interior por intervención británica en el territorio irlandés-. Y Blair trata de combatir el argumento, que fue fatal para Aznar en España, de que el terrorismo en casa es efecto de la invasión británica a Irak.

Andrea Machaín, corresponsal de BBC de Londres, en donde tuve el gusto de revistar de 1989 a 1994 desde Montevideo antes de emigrar como corresponsal, me preguntó ayer por e mail acerca de cuál es el interés de la visita esta semana a Paraguay de Donald Rumsfeld, secretario de Defensa de EEUU, ante rumores de que viene al Sur la lucha contra los islamistas.

Con su pregunta y nuestra respuesta tentativa culminamos este especial de LA SINTESIS MERCOSUR sobre la “razón de Estado”, en un mundo que –al derribar o violar fronteras- no tendrá más de futuro la facilidad de hablar de “invasiones” de un imperio del exterior, sino que se habrán convertido en acciones “policiales” de la superpotencia mundial.

ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
MAIL DE: Andrea Machaín, corresponsal BBC en Asunción
SOBRE Donald Rumsfeld en Paraguay

Hola Carlos:
Me gustaría que me dijeras qué pensas vos de esto en Uruguay. Sería muy
peligroso que Estados Unidos, ahora que está menos distraído con Iraq,
volviese a las antiguas andadas, ¿no?
Parece que quiere reafirmar sus lazos con Paraguay ante un posible
desenlace adverso en Bolivia.
Donald Rumsfeld llegó a Paraguay en medio de estrictas medidas de seguridad. ¿Qué hace Donald Rumsfeld, el secretario de Defensa de Estados Unidos, en Paraguay? La visita protocolar de dos días reviste gran importancia para Paraguay, pues es la primera de un funcionario de Estados Unidos de su jerarquía desde que se inició el gobierno del presidente Nicanor Duarte Frutos, hace exactamente dos años.
Andrea

ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
MAIL DE Carlos Montero, corresponsal Mercosur RADIO NEDERLAND
SOBRE tu consulta

Hola Andrea:
Como siempre, trato de ver los hechos puntuales en el contexto de las acciones o estrategias de mediano y largo plazo.
Paraguay es parte de la seguridad nacional de Brasil. Por Itaipu y la
triple frontera ha sido dejado por EEUU en manos de Brasil para la
accion concreta, mientras presiona del lado argentino para el control
comunicacional del area por medio de satelites.
Bien dices que Bolivia es un area donde EEUU siente que pierde peso,
pues Gonzalo Sanchez de Losada era de su confianza y cayo, Mesa era
moderado y cayo, y Evo Morales -en el mejor de los casos- sera un
populista, pero sin el control de las FFAA como Chavez.
Pero Paraguay ya tiene un pista fundamental en el Chaco, fuera del area de influencia de Brasil, y mas cerca para controlar la accion de las FARC o sus socios locales hacia el norte paraguayo, combinados con los narcotraficantes.
Yo prefiero verlo en una perspectiva global de largo plazo y otra coyuntural de mediano plazo: Despues de noviembre en la reunion del ALCA de Mar del Plata veremos si EEUU propone un tratado de libre comercio a Argentina y Paraguay para mostrarle a Brasil que su liderazgo
sudamericano no es tal. Asi tambien dividio a los andinos, dejando fuera
a Bolivia y Venezuela de los tratados con EEUU dentro del ALCA.
En lo global, creo que la Administracion Bush trabaja en un plan de
regionalizacion del liderazgo por zonas, que la casa Blanca “tercerizara” a países líderes de cada área y con los cuales mantiene cierta sociedad. Por decir: Egipto en Medio Oriente, La Cmision y OTAN en Bruselas en Europa, Israel en Palestina, Brasil en Sudamerica, México en Centroamerica, Sudafrica en el sur de ese continente, Australia en Oceania, y un eje oscilante pendular en el sudeste asiático para China-Japon y en Asia Central para Rusia en el norte e India en el sur.
En la cabeza de los republicanos, el papel de EEUU sera retirar buena parte de sus tropas hasta de Europa en 10 años (Alemania esta preocupadisima por el desempleo que provocara) para limitarse al control espacial con
fuerzas de rapido despliegue en transbordadores o algo parecido que les permita bajar en cualquier parte del planeta para el momento en que el
socio estrategico regional sea superado y necesite el apoyo de la superpotencia mundial.
El corazon menonita del Chaco y la superpistabase en Paraguay puede servir para ese futuro rapido despliegue en casos de conflictos en Bolivia, en Paraguay, contra las FARC u otros retos sudamericanos, que Brasil no pueda dominar. Ya viste que le otorgo hasta la conduccion de las fuerzas internacionales en Haiti. Y tienen razon...si Brasil quiere un puesto en el Consejo de Seguridad de ONU debe poder cumplir el papel en toda su área y se está empantanando en Haití.
Simplemente unos apuntes rápidos y nada definitivos acerca de tu pregunta

Saludos
Carlos Montero

No hay comentarios.: