Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

7/05/2005

EEUU busca dividir al MERCOSUR hacia cumbre ALCA

EEUU busca dar golpe de gracia al Mercosur en Mar del Plata
por Carlos Montero

La vieja máxima política “Divide y reinarás”, aplicada durante siglos por los imperios -internamente y en su política colonial- se repone en el Cono Sur con el proyecto de Area de Libre Comercio para las Américas (ALCA), de 34 países de Alaska a Tierra del Fuego, promovido por EEUU desde 1994.

A cuatro meses de la cumbre de noviembre del ALCA en Mar del Plata
(Argentina), mientras los funcionarios de comercio de Brasilia y
Washington copresiden un proceso general trabado hace un año y medio, el
Departamento de Estado ata cabos para dar allí un anuncio que reinyecte
vida al debate.

En el peor momento de la Administración de izquierdas en Brasil, EEUU
discute tras bambalinas la oferta de una negociación para una zona de
libre comercio con Argentina y Paraguay, mientras espera la decisión
legislativa de Uruguay sobre un polémico tratado bilateral de inversión.

El ministro uruguayo de Economía, Danilo Astori, admite las
discrepancias en la coalición gobernante de su país, en torno a las
ventajas que EEUU recortará a empresas locales -de capital procedente de
países con los que la potencia no tenga relaciones- pero no quiere que
la aprobación quede para tratarse en fecha indefinida.

Brasil está embretado entre denuncias internas de corrupción estatal y
del partido de gobierno, a la vez que peleado con Argentina -su
principal socio del MERCOSUR- por exportarle más de lo que le importa y
tampoco querer compartir una eventual silla permanente en el Consejo de
Seguridad de ONU.

El embajador brasileño en Buenos Aires, Mauro Vieira, destacó la
evolución del comercio entre ambos, donde los contenciosos suman sólo 5%
de 13 mil millones de dólares, 70% de los cuales son productos
industrializados.

Estados Unidos tiene su acuerdo de libre comercio de América del Norte
(NAFTA) con Canadá y México desde 1994, y sólo una década más tarde
estableció un dificultoso nuevo acuerdo bilateral con Chile, mientras
que con Argentina pactó un acuerdo de inversión en los noventa con
Carlos Menem.

El Subsecretario de Integración de la Cancillería argentina, Eduardo
Sigal, pidió que el MERCOSUR no se transforme en juego de "suma cero",
donde unos ganan mientras otros pierden, advirtiendo que la alianza
Argentina/ Brasil es un proyecto y desafío, más que “un destino”.

El vicepresidente argentino, Daniel Scioli, está preocupado por mantener
el nivel de inversión en la industria de su país, dado que _durante los
14 años que lleva el MERCOSUR- Brasil ha logrado redirigir el flujo de
capital extranjero directo hacia su territorio, retrasando el desarollo
de sus vecinos.

El presidente del MERCOSUR en el segundo semestre de 2005, el mandatario
uruguayo Tabaré Vázquez, media entre Brasil y Argentina pues dijo temer
que la región pudiera quedar bajo la hegemonía comercial de una sola
potencia, dado que él postula "el no alineamiento bajo la hegemonia de
grandes potencias".

Respecto a Centroamérica, el Senado de EEUU aprobó la semana pasada el
acuerdo “1 mas 5” con el CAFTA -formado por Costa Rica, El Salvador,
Guatemala, Honduras y Nicaragua- a los cuales agregó del Caribe a
República Dominicana, mientras postergó a Panamá.

En la Comunidad Andina de Naciones (CAN), la Administración Bush
prefirió priorizar la negociación desde 2004 con Colombia _en donde
invierte el mayor volumen en lucha antiguerrillera y protección de
oleoductos- y con Perú, donde los agricultores protestan por los
términos que se concedieron.

Y mientras los inestables Bolivia y Ecuador quedaron rezagados de esas
tratativas de libre comercio bajo el paraguas del Area de las Americas,
la Venezuela de Hugo Chávez desea cambiar el ALCA por el ALBA sin EEUU, al considerar que los latinoamericanos "se cansaron del neoliberalismo"

Lula critica a EEUU porque en el ALCA ofrece a otros países más acceso a
su mercado que al bloque de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, por
lo que Brasil propone una zona de libre comercio “4 más 1” del bloque
del sur con la Casa Blanca, como en 1991 firmó Bush padre en el Rose
Garden Agreement.

Pero Condoleeza Rice no está interesada en dar igual beneficio a
pujantes productores agrícolas de MERCOSUR como aceptó con Centroamérica por lo que el profesor de la George Washington University, Tomás O’Keefe, desde Buenos Aires, adelantó que Washington tiene una opción en la manga.

En su calidad de experto del Mercosur Consulting Group, O_Keefe dijo a
Radio Nederland que su país maneja ofrecer en noviembre, en la cumbre
del ALCA en Mar del Plata, negociar un tratado de libre comercio sólo
con Argentina y Paraguay, dividiendo al MERCOSUR de Brasil.

“Si la Administración de George Bush tiene éxito en conseguir la
ratificación del acuerdo comercial entre EEUU y Centroamérica, es muy
posible que se va a anunciar en Mar del Plata que EEUU, Argentina y tal
vez Paraguay van a comenzar negociaciones para un tratado de libre
comercio”, expresa el catedrático.

Ello explicaría críticas públicas hacia Brasil del presidente argentino
Néstor Kirchner y su no participación en la sesión oficial de debates en
la última cumbre regional en Asunción, así como la advertencia del
vicepresidente paraguayo Luis Castiglioni sobre posibles acuerdos con
otras regiones si no era beneficiado por MERCOSUR.

Castiglioni viene de entrevistarse con su colega estadunidense, Dick
Cheney; el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y el subsecretario de
Estado para Asuntos Hemisféricos, Roger Noriega, con quienes concertó
envío de expertos en Defensa del Pentágono para planear un Sistema de
Seguridad Integral.

El Congreso de Paraguay autorizó el ingreso de 400 marines armados en 13
misiones de EEUU, con inmunidad ante la Corte Penal Internacional (CPI),
libre tránsito y permanencia hasta diciembre de 2006, contra la posición
del Mercosur y contra su calidad de signatario del Tratado de Roma
(fundacional de la CPI).

EEUU así divide el poder de Lula en su propia región, en un momento de
debilidad interna, mientras Kirchner amenaza con una estrategia ya
ensayada en su país por el dictador Galtieri en 1982 y el presidente
Menem en 1991: transformarse en el mejor socio de la Casa Blanca en el
Cono Sur.

Fue Carlos Montero, desde el MERCOSUR, para RADIO NEDERLAND

No hay comentarios.: