Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

6/07/2005

Constitucion Europea a cirugia o la morgue

CONSTITUCION EUROPEA:
A CIRUGIA O A LA MORGUE

por Carlos Montero, montero@sintesis.org
(emitido el martes 7 de junio de 2005)

"Puede ser que no practique más la Medicina, pero reconozco a un cadáver
apenas lo veo", por lo que el proyecto de Constitución Europea "está
para la morgue" aseguró este lunes el líder conservador británico ante
la Cámara de los Comunes. Apoyándose en su tradición a-isla-cionista,
Gran Bretaña se reafirma como "la Isla" frente al resto de Europa, a la
cual hace siglos considera "el continente".
Me imagino el ambiente caldeado en la House of Parliament de Londres, cruzando el Támesis sobre el puente que lleva a la cercana Waterloo Station, adonde se puede tomar el tren superrapido Eurostar y conectarse -gracias al tunel bajo el canal de la Mancha- con Paris o con Bruselas, siguiendo desde esas capitales hacia el resto de Europa.
Es que más allá de su atlantismo por ubicación estratégica y por ser la madre
patria de la mayor potencia mundial, el eje Londres-Washington se impuso
a la denominada "Vieja Europa" -Francia y Alemania- en cuanto a invadir
Irak ante la inútil resistencia del Consejo de Seguridad de las Naciones
Unidas y a la mayoría de la comunidad internacional.
De esta forma, el 10 de Downing Street, fuera de hacer pasar sobre su
techo el huso horario que divide el mundo gracias al meridiano de
Greenwich, también elevó al gobierno de Tony Blair con su laborismo
thatcheriano haciendo equilibrio sobre la tercera vía de Anthony
Giddens- se convierte en nexo indispensable para aliviar las erizadas
relaciones entre las potencias occidentales.
Pasada la gloria imperial del siglo XIX bajo la reina Victoria, desde la
entente cordial de 1903 con Francia y el sometimiento militar de
Alemania en 1945, Gran Bretaña asumió que se acabó su dominio de los
mares primero como piratas y luego como Imperio- y que se acabó el
dominio colonial. Aunque, durante la ocupación nazi de París y el
gobierno títere del mariscal Petain desde Vichy, Winston Churchill
presentó al general Charles de Gaulle un proyecto de constitución que
unía a ambos países bajo un solo gobierno. Nunca pasó de los papeles.
Abandonada su presión en América Central, Gran Bretaña se conformó con
el control de las islas Malvinas como "activo de reserva" que guarde el
paso al Estrecho de Magallanes, por si alguna vez EEUU perdiera el
control estratégico del canal de Panamá como pudo haberle sucedido con
Noriega o algún nuevo Torrijos.
Así EEUU también optó por el atlantismo en 1982, luego de un intento
desesperado de mediación por parte del secretario de Estado Alexander
Haig, quien terminó sacrificando el Tratado Interamericano de Asistencia
Recíproca (TIAR) de 1947, un tratado defensivo continental que sirvió
para fundar un año más tarde la Organización de Estados Americanos (OEA).
La Casa Blanca, con apoyo de la dictadura chilena), dieron
infraestructura a la Royal Army para seguir manteniendo sus Falklands
(causa de la visita de agradecimiento de la "dama de hierro" durante la
prisión domiciliaria de Pinochet en Londres), islas declaradas
territorio europeo de ultramar por la herida constitución.
Herida y todo, con posibilidad de ir a cirugía y ser reformada si 20 de
los 25 países la aprueban, hoy ya fue votada positivamente por 9 países,
que representan casi la mitad de la población de la UE, unos 220
millones de almas. Pero el voto en contra de dos de las naciones
fundadoras de la Comunidad del Carbon y el Acero no pasa inadvertido.
El 1 de julio próximo, Gran Bretaña asumirá la presidencia pro témpore
de la Unión Europea, a pesar que este lunes el ministro británico Jack
Straw ya anunció que el gobierno posterga sine die la realización del
referéndum constitucional que sumaría un tercer rechazo al de Francia y
Holanda según las encuestas-.
Esto se agrega a que la clase política inglesa sigue postergando la
integración al acuerdo de Schengen (por lo que hay que presemtar el
pasaporte para entrar o salir del país hacia otro socio de la UE),
además de postergar la consideración del euro, aferrándose a la libra.
En vez del himno "Dios, salve a la Reina" -al no mantener la
Commonwealth como conjunto de colonias satélites que consuman su
producción sino sólo en lo cultural como España a la Comunidad
Iberoamericana- los británicos prefieren entonar "Gold save the Queen"
(el oro salve a la reina) para apuntalar su libra, rozando la frontera
de dos unidades de un dólar deprimido y aún arriesgando empeorar el
desempeño de una zona euro de crecimiento anual del PBI con porcentajes
reviendose en picado.
Pero Blair no masca vidrio y se beneficia de la información privilegiada
del sistema Echelon satelital de EEUU -que espía las comunicaciones de
telefonos, celulares, imágenes y diálogos en todo el globo- mientras
empieza a quedar operativo el sistema Galileo, que dará autonomía a
Europa en materia de información vital para independizar su sistema de
defensa de rápido despliegue
El primer ministro asume que la reacción a la Constitución Europea no
deviene de una oposición ideológica articulada ni de familias
partidarias en el continente, sino que las poblaciones están votando la
primer Carta Magna regional como reflejo del desempeño y desgaste de sus
gobiernos nacionales. Rodríguez Zapatero logró el SI aprovechando el
envión de su reciente triunfo y Chirac obtuvo el NO en la caída de
popularidad de su segundo mandato.
El primer ministro inglés logró su tercer período -acontecimiento récord
pero con el agua al cuello- pues ya la población no le vota ni el Euro
ni la Constitución. Junto con Francia, sus poblaciones temen la
imposición de decisiones de eurócratas desde Bruselas, aunque los
fuertes sindicatos galos se preocupan por el posible desarme -con la
desregulación y desmonopolización de diversos sectores- la denominada
Europa social.
Segundo, tampoco los europeos continentales quieren otorgar concesiones
para importación de productos del sector primario, altamente subsidiado,
en acuerdos comerciales con otras regiones competitivas en el agro como
el MERCOSUR aquí también Francia tiene las mayores presiones de sus
tractores, que no temen marchar hasta la Torre Eiffel..
Y, tercero, no falta el fenómeno chauvinista que, ante la importante
inmigración de países musulmanes, teme que Turquía, en el 2010 o antes,
pueda convertirse en socio pleno de la UE con sus casi 70 millones de
habitantes, logrando la mayor representación posible en el
Europarlamento según la Constitución propuesta, o sea 96 en 750 miembros.
En noviembre pasado les contábamos desde Suecia cómo afiches en los
barrios de Stockolmo se preguntaban para qué querían tantos millones de
turcos en la Unión Europea. Pasando de los confines fríos al centro
caliente de la comunidad, los mismos argumentos sobre Turquía
aparecieron en los afiches de los promotores del NO en pleno centro de
París.
Una extraña sociedad de racistas o discriminadores del Frente Nacional
de Jean Marie Le Pen (quinta parte de los franceses en la segunda vuelta
de la última elección presidencial) junto a comunistas y socialistas que
no siguen el liderazgo del PS, se sumaron para agitar los temores de la
Francia profunda a defender el agro, sus potestades estatales y para no
agravar con más extranjeros la "pureza étnica" ya afectada por los
inmigrantes de sus ex colonias (pecado imperialista que con esas
residencias autorizadas así intentan purgar).
Felizmente, la Historia no está escrita de antemano ni garantizada para
los promotores de la Europa federalista y en expansión. Y tampoco, dicha
Historia se ha terminado para quienes quieren que la Unión se trabe
adonde está y se transforme en una gran fortaleza: "una Europa exclusiva para los
nuestros".
Mientras, los mandatarios de los 25 actuales miembros de la Ue se
reunirán a mediados de junio para prever lo que se viene: si la tan
negociada primera constitución comunitaria va a urgente cirugía o si es
cadáver para morgue al cual deberán hacer autopsia para encontrar las
causas de su muerte.
Abrazos de su amigo
Carlos Montero

No hay comentarios.: