Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

10/01/2004

SIETE AÑOS bajo SIETE PRINCIPIOS

SIETE años con una misma MISION
cumplida bajo SIETE PRINCIPIOS

por Carlos Montero, montero@SINTESIS.org

Del 8 de marzo al 7 de diciembre de cada año, desde 1997 por correo electronico, hemos tratado de servirle con la misma misión del inicio: IN-FORMAR.

Si nueve meses alcanzan para la sublime tarea de engendrar un ser humano, nuestro alumbramiento cotidiano de la edicion del ALERTA TEMPRANO, la actualizacion durante todo el dia de nuestra web REgionAL-TIME.com y la emision aperiodica permanente de nuestros REPORTES ESPECIALES sobre GLOBALIZACION, nos permiten complementar tres herramientas para cumplir el sentido genuino de una única MISION: por 9 meses al año, dar forma (in-formar) a la masa (amorfa) de datos regionales que llegan a la mesa de trabajo y no conformarnos con arrojarlos inconexamente para que Ud se las arregle como pueda, sino aportar modelos de interpretación.

Sin embargo, la misión no se cumple por arte de magia. Ni magos, ni artistas. El oficio de nuestro equipo de profesionales con vocación, se ha regido en estos siete años por SIETE PRINCIPIOS que no necesitaron ser proclamados con golpes de pecho, sino con la humildad de su aplicación día a día, ni enseñados en clases magistrales sino en la relación respetuosa de quien cree, en coincidencia con Albert Einstein, que “no hay mejor educación que el ejemplo, aunque sea el ejemplo de un monstruo”.

SIETE PRINCIPIOS para INFORMAR

1) En la elección temática, “cuestionarse lo obvio”. Tanto lo que es obvio para los demás, como para uno mismo.

2) En cuanto al método, aplicar la “duda sistemática”. Nada por supuesto, nadie descartado de antemano.

3) Los límites de nuestro ejercicio profesional: generar la representación de una realidad que es multidimensional conlleva dos carencias de partida. Usamos un discurso lineal (lo que implica una deformacion, como la de quien dibuja didácticamente un planisferio sabiendo que el planeta es ovoide), a lo que se agrega la carencia de espacio para ahorrar tiempo al lector (una síntesis es un recorte, lo que multiplica la exigencia de competencia, rigor y honestidad).

4) Sobre la redacción: “no hay texto, sin contexto”. No podemos destacar cuál es la noticia, si no sabemos primero qué es lo que ya se sabe al respecto (estar bien informados). No podemos dar nada por sabido (bien informar) ni decir “solo la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, dejando de lado el corazón de la noticia” como dijera Onetti.

5) Respecto a la priorización o selección: “lo que afecta, antes que lo que interese”. Aunque muchos usan los medios de información como entretenimiento, nuestra función podrá ser entre-tener pero no divertir (en el sentido de la maniobra guerrera de llamar la atención hacia donde no sucede lo importante).

6) Para cumplir el rol profesional, no debemos posar ni de policías, ni fiscales ni jueces, lo que obliga a un equilibrio en la investigación para sostener una cobertura ponderada. “Vivimos en un mundo lleno de tachos de basura y canteros con flores”: No podemos obviar ni a unos ni a otros.

7) Y, en cuanto al análisis, “los hechos antes (y como fundamento) de las conclusiones”, las que –una vez alcanzadas- deben ser comunicadas “sin temor a ser políticamente incorrectos” (o sea, sin autocensurarnos demagógicamente aquello que nuestro público no comparte por mayoría o no está dispuesto a aceptar).

Usted es nuestro mejor juez para fallar si en estos siete años de suscripcion anual, que hoy completamos, hemos sido fieles a nuestra misión, a la luz de estos siete principios, extraidos de lecciones que muchos colegas nos han dejado con su ejemplo, más que con pomposas palabras.

No hay comentarios.: