Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

6/24/2003

Director del FMI a Brasil, Uruguay y Argentina

Gira del director gerente del FMI
al Brasil, Uruguay y la Argentina
por Carlos Montero

El Fondo Monetario Internacional inició una ofensiva en el Cono Sur sudamericano para encarrilar a los gobiernos del área en el nuevo sistema que ensaya para recalendarizar y cumplir con los vencimientos de bonos internacionales en manos de inversores privados, como condición para postergar los pagos de la deuda externa con organismos multilaterales.

Una gira por el Río de la Plata del director gerente del FMI, Horst Köhler, promueve este martes con el gobierno argentino, el plan de canje de 55.000 millones de dólares en papeles externos, igual al que acaba de hacer Uruguay por 5.000 millones de dólares, el cual fue festejado como "éxito" domingo y lunes por el FMI en Montevideo, tras reunirse el viernes en Washington con el presidente brasileño, aprovechando la visita a Bush de Lula, quien carga con una deuda externa de 250 mil millones de dólares.

El FMI anunció que "para mediados de julio" aprobará la segunda revisión de las metas de Uruguay aunque vea reducido su PBI un 1% este año, llegó a Buenos Aires con la aprobación política de la segunda revisión de las metas de Argentina, a pesar que no se cumplieron las metas fiscales, y el visto bueno para la tercera revisión del acuerdo con Brasil, desembolsando otros 9.000 millones de dólares de un acuerdo por 30.000 millones gestionado por el gobierno anterior de Fernando Henrique Cardoso.

La expectativa de inflacion brasileña en 2003, que a principios de año estaba cerca del 14%, ha bajado a 7,8%, y, aunque bajó la proyección de crecimiento de 2,0% a 1,5% del PBI en dicho país, se espera que en 2004 llegue a crecer 3,1%.

La economista jefe de la Unión de Bancos Suizos en Brasil, Victoria Coates, pronostica la vuelta de inversiones al Cono Sur pues, aunque "Brasil el año pasado fue pésimo para toda la región", con su recuperación "viene dinero a los demas paises de la region también".

El director gerente del FMI declaró que "han mejorado las perspectivas de la región", sustentadas en políticas de "estabilización, la sustentabilidad fiscal y las reformas estructurales", por lo que Köhler se comprometió a promover "un vigoroso crecimiento con una mejor equidad" gracias "al gasto social debidamente focalizado".

A su entender ya se ha tocado fondo y se verá la recuperación desde el segundo semestre en buena parte de Sudamérica.

El lider de la coalición de centroizquierda uruguaya, Tabaré Vázquez, con más del 50% de la intención de voto para la elección de noviembre de 2004, fue recibido por Horst Köhler y admitió a los periodistas que la problemática social ha sido incorporada en el discurso por el FMI, aunque no pudo garantizar si eso se reflejará en las políticas que impone el organismo.

El senador y economista Alberto Couriel, quien integró la delegación parlamentaria recibida por la plana mayor fondomonetarista, criticó que el supuesto discurso social se frustra cuando se exige a los países del MERCOSUR niveles de superávit fiscal muy abultados para poder pagar la deuda externa.

El ministro uruguayo de Economía, Alejandro Atchugarry, más tranquilo porque el canje de bonos se concretó y el riesgo país bajó de 2.400 puntos a 600 puntos, destaca por el contrario el efecto económico social que tendrá la renegociación de la deuda externa con los organismos multilaterales y el desembolso de 2.000 millones de dólares en dos años dando "oportunidades de empleo"

Pero el canje de bonos argentinos será mucho más difícil que el uruguayo, no sólo porque representa diez veces más dinero, sino porque se trata de 152 series de bonos en 14 monedas, estimándose en 700.000 los tenedores de esos papeles. Con un PBI de 100.000 millones de dólares, Argentina debe 150.000 millones de dólares, siendo 60.000 millones de bonos globales.

La revista argentina TXT denuncia que hay brokers relacionados con el Partido Republicano gobernante en EEUU y que asesoran a 20 bancos europeos en la Agencia de Reestructuración de los Bonos Argentinos (ABRA) que vienen presionando -en nombre de 200.000 pequeños inversores- para un canje con la menor quita posible en el valor nominal de los papeles.

El secretario argentino de Finanzas, Guillermo Nielsen, anunciará el 23 de setiembre la solución en la asamblea del FMI en Emiratos Arabes Unidos para lo que llama "deuda insostenible" de los años noventa.

Al momento de desembarcar en Buenos Aires, y antes de la jornada final de hoy, Radio Nederland consultó al indio Anoop Singh, director para el Hemisferio Occidental del FMI, si se utilizará al canje uruguayo como modelo de salida para Argentina. Este contestó lacónicamente que "cada país es diferente y luego de estar en la Argentina hablaremos de si ello es posible".

El ex presidente uruguayo, Julio María Sanguinetti, admitió que la recuperación para las economías más pequeñas depende de los países con mayor dinamismo en el Cono Sur y que para ello Argentina debe renegociar los problemas de fondo para salir del default y apuntalar el crecimiento, que ahora por fin asoma a un ritmo del 5%.

El Cono Sur está condicionado por una tasa brasileña Selic de referencia del 26%, que provoca protestas contra Lula de su mismo vicepresidente, contrastando con la Reserva Federal de EEUU que, para evitar la recesión, discute esta jornada rebajar un cuarto de punto para llegar a la tasa oficial más baja en 45 años (de 1,0% o incluso o,75%).

Los dirigentes rurales coincidieron con el FMI en reclamar reformas estructurales para bajar el costo del Estado sobre las empresas, mientras que los manufactureros de Argentina y Uruguay pidieron créditos accesibles para la reactivación, a bajas tasas, por boca del presidente de la Camara de Industrias del Uruguay, Diego Balestra.

Así el Fondo Monetario Internacional recorre el Mercosur incorporando la equidad en su discurso pero exigiendo recortes en los gastos públicos que afectan la sustentabilidad de las políticas sociales. El nuevo gobierno argentino de Néstor Kirchner dice que quiere un acuerdo de mediano plazo "sin la soga al cuello", con quitas en la deuda y período de gracia para generar fondos, pero el FMI le exigirá un acuerdo antes con quienes compraron bonos externos y no han cobrado desde fines de diciembre de 2001, lo que está promoviendo a especuladores que juntan a pequeños inversores para obligar a que el gobierno deba negociar con los mismos.

No hay comentarios.: