Crónicas de Torsos Huérfanos

Crónicas de Torsos Huérfanos
Haga CLIC en la arena y verá online "Amor a toda Costa: CRONICAS DE TORSOS HUERFANOS" (lea lo escrito en la arena, antes que el agua lo borre de la orilla, como a su autor)

9/11/2001

La Globalización llegó también... al terror

por Carlos Montero

Término gastado hasta el hartazgo en el último lustro, la globalización
ha completado la vuelta al mundo en las finanzas, la información, las
enfermedades, las protestas y, ahora, el terror.
El único país en donde los atentados no habían ocurrido -al menos de
procedencia externa- perdió trágicamente su virginidad este martes
cuando dos aviones desmoronaron las torres gemelas del World Trade
Center, símbolo de su prosperidad y perfil de la Gran Manzana, en pleno
corazón de la isla de Manhattan.
Su inexpugnable Pentágono en Washington DC no pudo evitar que explotara
una aeronave en sus barbas, tampoco el Departamento de Estado que le
colocaran un coche bomba, la Casa Blanca y el Capitolio eran evacuados,
así como el edificio de las Naciones Unidas en Nueva York, a la vez que
-por primera vez en la historia- se clausuraron todos los aeropuertos
de Estados Unidos.
American Airlines perdió dos aviones y United Airlines otros dos, con
centenas de viajeros. Otros cientos fueron incinerados de pies a cabeza,
según el alcalde neoyorkino. Las imágenes tan verosímiles, pero de
verdad por aún incontables víctimas de carne y hueso, hacían recordar
las ficticias de "Infierno en la Torre", "El Día después" e
"Independence Day".
Para satisfacer plenamente los requerimientos mediáticos de imágenes
espectaculares en movimiento, la transmisión en tiempo real de las
consecuencias del primer ataque suicida permitió a las grandes cadenas
mostrar en vivo e inesperadamente el segundo atentado, en que una
avioneta atravesaba a la otra torre gemela.
Si los periodistas debemos escribir, generalmente con datos incompletos,
el primer borrador de la historia, no podemos eludir aludir a la
coincidencia de la fecha, martes 11 de setiembre, a 28 años de otro
ataque de aviones contra el Palacio de la Moneda en Chile, que se hizo
con apoyo del gobierno de Estados Unidos de entonces.
En aquella época se había globalizado en la Guerra Fría el
enfrentamiento -en escenarios secundarios- de las dos potencias que
disputaban el dominio en un mundo bipolar. Quiera el destino que este
ataque no marque el inicio de una era de guerrilla global, de la que no
se salva ni la potencia ahora hegemónica, donde lo que no puedan
resolver los diplomáticos en la mesa de diálogo, lo intenten forzar de
otra detestable forma los suicidas.

No hay comentarios.: